PP y Ciudadanos arañan la mayoría absoluta

stop

Las fuerzas de centro-derecha, en el más optimista de los casos, llegarían a los 176 diputados. El PSOE perdería de tres a seis actas, y Podemos ganaría hasta tres representantes

Mariano Rajoy y Albert Rivera, durante la firma del acuerdo de investidura. | EFE

Barcelona, 26 de febrero de 2017 (12:00 CET)

Cuatro meses después de ser investido, Mariano Rajoy hace equilibrio entre una economía que logra dejar atrás la crisis, y un partido cruzado de denuncias de corrupción y de reveses judiciales. La receta no le va mal: si hoy hubieran elecciones, el PP lograría un resultado similar al de diciembre, con una horquilla de 135 a 138 escaños (actualmente tiene 137), con un 32,2% de los votos.

Según la encuesta de GESOP publicada este domingo en El Periódico, Ciudadanos saldría de su estancamiento electoral y crecería hasta los 38 escaños como máximo, o a lo sumo a 34. Desde su actual base de 32, esto implica un crecimiento de 14%.

En el panorama más optimista para las fuerzas de centro-derecha, si se mantuviera la alianza política entre PP y Ciudadanos, entre unos y otros lograrían la ansiada cifra de 176 escaños.

Los conflictos internos pasan factura a la izquierda

Ambas agrupaciones sacarían partido de la agitación que ha cruzado a las fuerzas de izquierda en los últimos meses. El PSOE se mantendría firme en la segunda posición, pero a costa de una sangría de hasta seis diputados, porque según GESOP lograría de 79 a 82 representantes (frente a los 85 actuales). Cabe esperar si la elección de un secretario general, en mayo, logra revertir el descenso en la intención de votos.

Las feroces internas que ha protagonizado Podemos no le han implicado un descenso en las encuestas, y quizás la agrupación morada, aliados con Izquierda Unida, podrían tener hasta tres diputados más, porque el sondeo le otorga de 71 a 74 escaños (actualmente tiene 71).

ERC lograría prácticamente la misma representación que sus actuales nueve escaños -lograrían entre 9 y 10 con un 2,8 % del voto- y se mantendría así con más actas que el PDeCat, que mantendría entre cinco y seis actas con un 1,4 %, por debajo de las ocho que logró CDC en las elecciones generales de junio de 2016. Por lo visto, los casos de corrupción que sacuden a las filas de Artur Mas le están pasando factura a su partido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad