Rajoy acusa a Sánchez y Rivera de no saber qué quieren reformar de la Constitución

stop

El presidente asegura que la Carta Magna española goza de muy buena salud y muestra su resistencia a abrir el debate de su reforma

Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados durante la celebración del Día de la Constitución / EFE

06 de diciembre de 2015 (13:05 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este domingo que la Constitución española goza "de una salud muy buena, por fortuna" y, aunque mantiene que no se cierra a la posibilidad de reformarla, ha atacado a aquellos que quieren hacerlo. Sin nombrarlos, el candidato del PP ha tenido críticas para Pedro Sánchez y Albert Rivera, partidarios de hacer cambios en la Carta Magna.

En clara referencia a los líderes de PSOE y Ciudadanos, sus principales rivales de cara al 20D, Rajoy ha señalado que "todo el mundo" habla de cambiar la Constitución, pero "todos tienen el mismo problema, no se sabe qué quieren reformar".

Tiene otras prioridades

"Yo no me cierro, si alguien tiene algún planteamiento estoy dispuesto a considerarlo", ha asegurado Rajoy, quien ha insistido en cualquier caso en que es necesario el consenso. Ha insistido, eso sí, en que no considera "una prioridad" cambiar el texto constitucional, porque para él las prioridades deben de ser cuatro: el empleo, mantener el estado de bienestar con las pensiones y los servicios esenciales, la unidad de España y la lucha contra el terrorismo.

La Constitución, ha subrayado Rajoy, trajo "muchas cosas" como la libertad, la democracia, la garantía de unos derechos y libertades y también "afirmó la unidad de España y la soberanía nacional", que supone, ha insistido, en que "lo que sea España lo deciden todos los españoles".

Aprobada por la mayoría

Ha recordado asimismo que la Carta Magna, a la que ha querido hacer un "modesto homenaje", fue aprobada por "una gran mayoría de los españoles" y consiguió poner de acuerdo, tras una "etapa muy complicada", a quienes habían colaborado con el régimen anterior y a sus opositores.

"Se apostó claramente por la concordia, el diálogo y la tolerancia", y se decidió "dejar de mirar al pasado" y hacerlo hacia el futuro. En estos momentos, ha insistido, la Constitución "goza de una salud muy buena" y bajo su mandato se han vivido muchos años. "Y espero que sigamos haciéndolo en el futuro".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad