Rajoy y Sánchez remontan mientras que Iglesias y Rivera pierden partidarios

stop

Encuesta

Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Mariano Rajoy y Albert Rivera.

en Barcelona, 05 de agosto de 2015 (12:58 CET)

El PP ganaría las elecciones generales si se celebrasen hoy, pero sería una victoria amarga, ya que los populares podrían ver como una gran coalición de izquierdas les arrebata el poder. El partido de Mariano Rajoy lograría el 28,2% de los votos, según desvela el barómetro del CIS del mes de julio. Ese porcentaje le dejaría muy lejos del 44% que obtuvo en las elecciones de 2011 y que le dio una cómoda mayoría absoluta.

Aun así, los populares registran una tendencia al alza respecto a anteriores sondeos del CIS. El PP ha ido cayendo en la serie histórica desde el 40,6% de estimación de voto de abril de 2012 hasta tocar fondo en abril de este año cuando sólo el 25,6% de los españoles se planteaba votarlo. Ahora, experimenta una mejoría y se distancia del PSOE, al que supera en algo más de tres puntos.

Pequeña mejora de los socialistas

No obstante, el partido de Pedro Sánchez también se apunta a la tendencia al alza. Los socialistas lograrían el 24,9% de los sufragios, un poquito más de lo que se preveía en la encuesta de abril, donde la estimación de voto para el PSOE era de 24,3%.

La otra cara de la moneda la dan los partidos emergentes. Podemos y Ciutadans sufren caídas importantes. Los de Albert Rivera pierden dos puntos al pasar del 13,8% al 11,1%. Y los de Pablo Iglesias descienden del 16,5% de abril a un 15,7%, según este barómetro de julio realizado con una muestra de 2.486 encuestados.

Camino hacia las coaliciones

Con estos resultados, el panorama político español queda muy atomizado y encaminado sin remedio hacia los pactos y las coaliciones. La que tendría más posibilidades de llegar a gobernar sería una alianza de izquierdas, un tripartito que lideraría el PSOE con Podemos e Izquierda Unida, que registra una estimación de voto del 3,7% en la nueva encuesta del CIS.

La suma de estas tres formaciones alcanzaría el 44,3% de los votos emitidos, los que les proporcionaría una mayoría cómoda para gobernar. Además, ese pacto de izquierdas desbancaría a una posible coalición entre el PP y Ciutadans, que aglutinaría el 39,9% de los sufragios.

El PSOE se impone en intención directa de voto

Estos resultados se refieren a la estimación de voto, es decir, a las previsiones que hacen los expertos en demoscopia, tras escuchar las respuestas de los ciudadanos y adaptarlas a otros factores que deben ser tenidos en cuenta. Es lo que se conoce como la cocina.

Pero la intención de voto directo, sin esa cocina previa, arroja unos resultados bastante diferentes. El 17,3% de los españoles votaría al PSOE, frente a un 16% que se inclinaría por el PP. Ambas formaciones suben, pues los populares se situaban en un 13,5% de intención de voto en el sondeo de abril y los socialistas registraban un 15,4%.

Ciutadans pierde fuelle

Podemos sería la tercera fuerza política con un 12,6% de los sufragios, un punto menos que en abril, y Ciutadans entraría en el arco Parlamentario español con el 7,7% de los votos, lo que supone que el partido de Albert Rivera ha perdido fuelle en los últimos tres meses, puesto que en la encuesta de abril un 10% de los españoles se planteaba votarlo.       

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad