Sánchez lanza un plan para atraer a Iglesias y Rivera sin propuesta para Cataluña

stop

El socialista propone derogar la reforma laboral y la ley de educación del PP e instaurar un ingreso mínimo vital

Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera durante la gala de los premios Goya. / EFE

Barcelona, 08 de febrero de 2016 (21:21 CET)

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, trata de aproximarse a Ciudadanos y a Podemos para cerrar su famoso pacto de Gobierno. Con esa idea, ha redactado un documento que contiene propuestas como la de eliminar leyes que redactó el PP o la de crear una renta mínima vital.

Tanto el partido de Albert Rivera como Compromís, que en Valencia se presentó a la elecciones en coalición con Podemos, ven con buenos ojos las propuestas del socialista. Tampoco hay obstáculos insalvables para que el PSOE pacte con UI. Pero al secretario general del PSOE aún le falta convencer a Pablo Iglesias. Además, se plantea reunirse por fin con Mariano Rajoy.

Documento negociador

Una vez que Sánchez terminó el pasado sábado su inicial ronda de contactos con los líderes de los partidos con los que ve posible un acuerdo, es el turno para que los equipos negociadores de las diversas fuerzas políticas analicen si puede llegarse realmente a un pacto de investidura.

Por ello, los socialistas han enviado el documento titulado Un programa para un gobierno progresista y reformista a los partidos con los que ha empezado las negociaciones, Ciudadanos, IU, Compromís y PNV, así como a Podemos pese a la negativa de este partido al diálogo si el PSOE sigue hablando con C's.

Generosidad

El PSOE pide "generosidad" para el pacto y ofrece, entre otras medidas, derogar varias leyes aprobadas con el PP, como la reforma laboral y la ley de educación (Lomce), y aprobar un amplio conjunto de medidas sociales, como el ingreso mínimo vital.

Propone también la creación en el plazo de un mes de una subcomisión para la reforma de la Constitución en el seno de la Comisión Constitucional del Congreso antes de presentar un acuerdo sobre el "perímetro" pactado de la reforma.

Sin plan para Cataluña

No se detalla lo que propone para Cataluña y se limita a subrayar la necesidad de "revisar el Título VIII y los preceptos conexos" de la Constitución y desarrollar el concepto de Estado federal.

El PSOE reitera su compromiso con la estabilidad presupuestaria y su deseo de negociar con la UE los plazos sobre cumplimiento de déficit público.

Oferta de Rivera

Pero no sólo los socialistas han hecho pública este lunes su oferta de negociación, sino que también ha dado ese paso el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Por lo que los dos partidos han propuesto, coinciden, entre otros aspectos, en la flexibilización del objetivo de déficit para que no sea este año (como se ha pactado con Bruselas), sino en 2017, cuando se sitúe por debajo del 3%, así como en la reforma de la ley electoral y en conseguir un pacto educativo.

"Trocear España"

Rivera sigue sin despejar la incógnita de si facilitaría un Gobierno apoyado por Compromís, IU y PNV, que son las otras fuerzas con las que negocian los socialistas, y ha vuelto a rechazar un pacto pidiendo al mismo tiempo "trocear España y cuestionar la permanencia en el euro y lo contrario".

Los líderes de los dos partidos que han hecho públicas hoy sus ofertas de negociación tienen previsto reunirse esta semana, por separado, con Rajoy.

Reunión con Rajoy

El presidente ha aceptado el ofrecimiento que le ha realizado Sánchez para conversar, pese a que los socialistas no le han enviado el documento con sus propuestas porque descartan que le puedan apoyar.

El secretario general del PSOE ha propuesto que esa reunión se celebre el miércoles en el Congreso, y aunque el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, había confirmado que la entrevista sería ese día, el PP, por boca de su vicesecretario Pablo Casado, se ha limitado a certificar que el presidente había aceptado la reunión, pero sin concretar fecha ni lugar.

Cita en el Congreso

Sí ha avanzado que el miércoles Rajoy tiene previsto reunirse en el Senado con los miembros del PP en esta Cámara, mientras que fuentes del partido han informado a Efe de que el presidente no tiene inconveniente alguno de que la cita con Sánchez sea en el Congreso.

Casado ha señalado que es Sánchez el que debe explicar para qué quiere ahora una reunión con el presidente cuando se ha venido negando a ella de forma reiterada y ha confiado en que ese encuentro no forme parte de un "atrezzo" para "seguir con esta teatralización de la ronda de investidura".

Negativa de Iglesias

Con quien sí ha concretado ya cita Rajoy es con Rivera. Ambos se verán en el Congreso el jueves para sentar las bases del trabajo que van a empezar también los equipos negociadores del PP y Ciudadanos.

De momento, Pablo Iglesias no entrará en ninguna negociación porque sigue negándose a hablar con el PSOE si este partido intenta pactar a su vez con Ciudadanos.

La propuesta de Garzón

Iglesias ha celebrado que los socialistas se hayan inspirado en su programa para redactar sus propuestas, pero ha insistido en que su apuesta es un gobierno de progreso y eso implica que el PSOE "no puede mirar a las derechas" y a la gran coalición con PP y el partido de Albert Rivera.

Por parte de IU, Alberto Garzón ha defendido haber comenzado a negociar con el PSOE un acuerdo "programático" que le permita "apoyar exclusivamente la investidura" de Sánchez, "no un gobierno en coalición ni un pacto de legislatura".

Críticas del independentismo

Por parte de CDC, su portavoz, Marta Pascal, ha afirmado que el documento negociador del PSOE es "decepcionante" porque apenas menciona a Cataluña ni ofrece ninguna "novedad" con respecto al proceso soberanista.

Una crítica en la que ha abundado ERC. Su portavoz, Sergi Sabrià, ha afirmado que ese documento supone un retroceso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad