El ministro Cristóbal Montoro, tocado por la sentencia sobre la amnistía fiscal,  y Ana Pastor durante la presentación del proyecto de presupuestos. EFE/J. J. Guillén

Rajoy corta el grifo de la inversión a las autonomías (incluida Cataluña)

stop

Los presupuestos para 2017 proyectan una caída de la inversión en infraestructuras de hasta el 30% en algunas comunidades. Cataluña pierde unos 30 millones

Economía Digital

El ministro Cristóbal Montoro, tocado por la sentencia sobre la amnistía fiscal, y Ana Pastor durante la presentación del proyecto de presupuestos. EFE/J. J. Guillén

Barcelona, 04 de abril de 2017 (13:00 CET)

En el equilibrio que supone cualquier proyecto de presupuestos, Mariano Rajoy ha optado por apretar las cuerdas de las autonomías. En unas cuentas que todavía han de ser aprobadas en el parlamento, el Gobierno proyecta reducir la inversión del Estado en infraestructuras en todas las comunidades, excepto Canarias. El total del dinero destinado a esta partida asciende a 12.867 millones según los números presentados este martes por Cristóbal Montoro en el Congreso, un 3,3% menos que en las cuentas de 2016.

Los principales ajustes se producen en regiones como Galicia, Asturias, Andalucía y Castilla y León, que sufrirán, todas ellas, un recorte por encima del 30% menos en esta materia. En Cataluña, por su parte, el dinero para inversiones en infraestructuras también desciende, aunque acaba por ganar peso en esta partida dentro del conjunto del país. En concreto, el Estado destinará a Cataluña 1.149 millones, un 13,4% de la inversión para las regiones, frente al 10,7% que representaba en las últimas cuentas aprobadas.

PGE 2017: el peso de la inversión en infraestrucuras en Cataluña aumenta tres puntos porcentuales

Aun así, en términos absolutos, Cataluña recibiría, siempre que los presupuestos salgan adelante en el Congreso, unos 30 millones menos que hace un año, cuando percibió 1.179 millones. Preguntado sobre las promesas de inversión de Rajoy hace apenas unos días en Barcelona, Montoro ha aclarado que estos compromisos se plasmarán en los presupuestos de 2018.

Más dinero para las pensiones

En unas cuentas publicitadas como las de la recuperación, el Gobierno ha optado por reducir el gasto sobre todo en infraestructuras, una partida clave sobre el conjunto de estas cuentas, para cumplir con los compromisos con Bruselas. En el lado opuesto se sitúan las pensiones, cuyo gasto aumenta en más de 4.000 millones en el proyecto para 2017 (3,3% más), suponiendo ya el 40% del gasto total del Estado.