Toni Comín en una intervención ante la comisión de Salud del parlamento catalán. / PARLAMENT

Los médicos advierten a Comín que la primaria está en un punto crítico

stop

Los médicos barceloneses proponen a su consejero la adopción de cuarenta medidas, que incluyen cambio de estructura organizativa y más presupuesto

Barcelona, 08 de junio de 2017 (22:24 CET)

El Colegio de Médicos de Barcelona advierte al consejero de Salud, Toni Comín, que la atención primara ha llegado a un “punto crítico”. En un documento elaborado por más de 150 profesionales, el colegio que preside Jaume Padrós le exige la adaptación de reformas estructurales “en profundidad y urgentes”.

Los médicos barceloneses entregará al consejero un documento en el que le proponen la adopción de cuarenta medidas. Incluso le sugieren que “optimice” la estructura organizativa del Instituto Catalán de la Salud (ICS) para hacerlo más flexible, participativo y descentralizado. Entienden que conseguirá estos objetivos si apuesta por la participación de los profesionales.

Aumento presupuestario del 0,7%

Estas medidas se refieren a las condiciones laborales, a la autonomía de la gestión, la organización y, por supuesto, a las dotaciones presupuestarias. Recriminan al consejero que mantenga la sanidad catalana en la penuria. Recuerdan que los presupuestos de la Generalitat para 2017 han aumentado en un 7%, pero los del departamento de Salud tan sólo lo han hecho en un 4% y, por lo que se refiere a los recursos destinados a la atención primaria, en un irrisorio 0,7%.

El Colegio de Médicos reconoce que la atención primaria está en crisis desde hace años, pero advierte al consejero que no está poniendo los recursos necesarios para superarla. En su documento, estos profesionales subrayan que se deben dar unas “condiciones”: incremento presupuestario, planes de estabilización de las plantillas, apoyo a los liderazgos profesionales y cambios organizativos.