Abengoa reducirá un 40% el gasto de personal hasta 2020

stop

El año en preconcurso sirve a la multinacional para menguar la plantilla en 11.300 personas y reducir un 50% el coste de las nóminas, hasta 330 millones

Protesta de los empleados de Abengoa por los despidos. /EFE

Madrid, 05 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Cuando hace un año Abengoa entró en preconcurso de acreedores, la multinacional sevillana había abonado, entre enero y septiembre, 670 millones de euros a los casi 29.000 empleados que formaban su plantilla.

Ahora, ya con el plan de rescate en marcha, el gasto abonado a los actuales apenas 17.000 trabajadores, en los primeros nueve meses de 2016, ha sido de 331 millones de euros. Un 60% menos de plantilla que han reducido un 50% el gasto corriente por esta partida.

Gasto mensual de nóminas, de 90 a 40 millones en un año

Una partida, la salarial, que cada mes resulta más liviana por el goteo de despidos que se están produciendo. Hace un año, prácticamente se elevaba a una media de 90 millones al mes. Ahora, no llega a 40. De esta manera, los 840 millones abonados en 2015 se quedarán reducidos en 2016 a unos 430 millones.

Y no para aquí la cosa. A partir de ahora, a lo largo de los cuatro años en los que debe llevarse a cabo el plan de viabilidad para devolver los 1.170 millones del dinero nuevo aportado, este coste deberá seguir reduciéndose de manera paulatina, a medida que se vayan desinvirtiendo en los negocios no estratégicos. O sea, todos aquellos que no se relacionen con la actividad de ingeniería y construcción.

Incertidumbre

Pero no existe concreción alguna al respecto. Todo está envuelto en un manto de incertidumbre acerca de cuál será, al final, la plantilla que tenga Abengoa dentro de cuatro años, cuando termine el plazo establecido para cumplir el plan.

De mantenerse la idea de partida de que el grupo apenas se quede con unos 10.000 empleados, serían otros 7.000 los que deberían salir de la empresa en los próximos cuatro años, con lo que el gasto de personal se reduciría en torno a un 40% adicional. De esa manera, de los 840 millones abonados en 2015 se pasaría a asumir una nómina de unos 250 millones en 2020.

Brasil y España

El grueso de las futuras salidas se producirá en Brasil, pero también en España. De momento, aquí se ha producido la baja de 2.500 empleados en el último año. Y existen varios procesos abiertos que, poco a poco, irán reduciendo todavía más esa cifra de poco más de 4.500 empleados que, todavía hoy, tiene Abengoa en España.

El tema es complicado. No se puede resolver de una tacada, pues el grupo está formado por unas 220 empresas. Cada una de ellas con sus propias peculiaridades.

Determinar la continuidad de cada filial

Los nuevos responsables del grupo, con Gonzalo Urquijo, deben evaluar un sinfín de cuestiones sobre cada sociedad. La primera, en cualquier caso, la de determinar si se cuenta con su continuidad. En el caso de que se decida el cierre, la empresa deberá fijar cómo se establecen las salidas y el gasto que conllevaría.

De momento, tras el macropuente de la Constitución y de la Inmaculada, la empresa ha concertado una reunión con los responsables sindicales de Abeinsa, con más de 500 empleados, en la que se darán a conocer los detalles definitivos del ajuste.

Ya en otra compañía vinculada a esta filial, con 150 trabajadores, hay en marcha un expediente temporal que afecta a 45 empleados durante año y medio, que se suma a los 10 ya despedidos de manera definitiva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad