Maurici Lucena, presidente de Aena.

Aena tiene seis pretendientes para diseñar la ampliación de El Prat

stop

El gestor aeroportuario recibe media docena de ofertas que rondan los 28 millones de euros para proyectar la nueva terminal de Barcelona-El Prat

Barcelona, 24 de septiembre de 2019 (04:55 CET)

Aena se arma para el crecimiento del tráfico aéreo. Mientras en el aeropuerto de Madrid-Barajas ya tiene en marcha el procedimiento para diseñar la ampliación de la T4 y la T4S, en el aeródromo de Barcelona-El Prat anda ligeramente más avanzada: hasta seis empresas presentaron ofertas –todas alrededor de los 28 millones de euros—para dibujar la nueva terminal que debe ahuyentar los temores de saturación.

Según el portal de contratación de la cotizada controlada al 51% por el Ministerio de Fomento, la mejor oferta económica la presentó la alianza entre Ghesa –que ya participó en el diseño de la T4 en Barajas--, la firma de ingeniería TPF Getinsa e Inse Rail, especializada en infraestructuras ferroviarias. Con un contrato valorado en 28,7 millones de euros, el grupo ofrece sus servicios por 28,45 millones de euros; una rebaja del 0,9%.

También logran proponer un recorte de costes del 0,45% la asociación entre la firma de ingeniería Typsa, la consultora aeronáutica Aertec y la empresa de certificación SGS Tecnos. El mismo descuento propone la candidatura que reúne a la cotizada Técnicas Reunidas y Bovis Management. Ambas empatan con la misma cifra: 28,57 millones de euros.

Ligeramente inferior es la oferta que aglutina a los grupos de ingeniería GOC, Idom y GPO, que deja el recorte de costes para Aena en el 0,38% hasta los 28,7 millones de euros. Mientras la candidatura de la firma de infraestructuras Projects Facilities Management, la multinacional sevillana Ayesa y la ingeniera Prointec calca los 28,7 millones ofrecidos por Aena. La misma cantidad ofrece la alianza entre la constructora canadiense WSP, Sener y la consultora Auding Intraesa.

Con el contrato, el gestor que preside Maurici Lucena aspira a elevar la capacidad de la instalación catalana hasta los 70 millones de pasajeros anuales frente a los 55 millones actuales. Licitado este mismo verano, la idea es que la construcción comience en 2021 y finalice en 2026. Gracias a la obra, El Prat tendría la infraestructura necesarias para situarse en el volumen actual que registran instalaciones como la de Ámsterdam --la tercera más concurrida de Europa con 71 millones de pasajeros en 2018-- y Frankfurt --la cuarta, con 69 millones de personas--.

Aena quiere que el aeropuerto de Girona sirva como cuarta pista de El Prat

El proyecto, presentado por el ministro de Fomento del Partido Popular Íñigo de la Serna en marzo de 2018, consta de inversiones por valor de 1.465 millones hasta 2026. La principal operación es la de construir una nueva terminal satélite, una idea que rondaba por Aena desde hace años y que el Ejecutivo popular desenterró después de que la crisis tumbara los anteriores intentos.

La nueva terminal conectará con la T1 a través de un tren automático y tendrá capacidad para albergar 17 nuevos aviones de gran tamaño, habituales en las rutas intercontinentales. El coste será de 200 millones, a los que habrá que sumarlos 255 millones que costará la conexión ferroviaria. Otros 70 millones se destinarán al aparcamiento de aeronaves y al nuevo parking para coches.

El resto de la inversión se destinará a la remodelación de la T1 y mejoras en las pistas de la instalación así como las del tren lanzadera que conecta el centro de Barcelona con el aeródromo.

Hasta 2026, Aena apuesta por convertir el aeropuerto de Girona en la cuarta pista del de Barcelona, gestionándose bajo un mismo paraguas. Con tasas más bajas, el aeródromo podría ser atractivo para aerolíneas de bajo coste que primen el ahorro a la cercanía al centro de la ciudad. Para ello, Aena y Adif quieren construir una estación de alta velocidad a 500 metros de la infraestructura gerundense para que los viajeros puedan llegar a la capital catalana en menos de 40 minutos.

La ampliación de Madrid

Además del aeropuerto catalán, Aena también proyecta una ambiciosa ampliación de Madrid-Barajas. Con la intención de poder gestionar hasta 80 millones de pasajeros cada año --cerró 2018 con 57,8 millones de viajeros--, el Gobierno de Mariano Rajoy prometió una inversión de 1.571 millones de euros

El plan pasa por renovar las terminales 1, 2 y 3. En cuanto a la terminal 4, se llevará a cabo la ampliación de la zona de facturación y del área de seguridad. Además, se prolongará el edificio T4S hacia el norte para habilitar hasta siete nuevos estacionamientos para aviones de gran tamaño con capacidad para realizar vuelos intercontinentales. También se construirá una nueva plataforma de remotos para seis nuevos puestos de estacionamiento con capacidad para dos aeronaves tipo F (A380 o similares) y 4 tipo E (A340 o similares).

Hasta 2021, la previsión es la de invertir 530 millones, mientras que en el periodo 2022-2026 se desembolsarían los 1.041 millones restantes.

Hemeroteca

Aena
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad