El consejo de administración de Abertis.

Atlantia y ACS se reparten 438 millones de Abertis en plena pandemia

stop

La junta de accionistas de Abertis, controlada por los Benetton y Florentino Pérez, aprueba un dividendo de 875 millones, la mitad a pagar en abril

Barcelona, 21 de abril de 2020 (18:03 CET)

La crisis causada por la pandemia de coronavirus ha reducido a la mínima expresión el tráfico en las autopistas gestionadas por Abertis. En España y Francia, sus dos mayores mercados, más del 80% la última semana, con lo que en lo que llevamos de 2020, la caída ya supera el 20% en ambos países. Pese a ello, Atlantia y ACS siguen adelante con su plan de dividendos y se repartirán 437,5 millones este mismo mes de abril.

La junta de accionistas de Abertis, controlada por el grupo italiano Atlantia, propiedad de la familia Benetton (50% de las acciones más una), ACS (30%) y su filial alemana Hochtief (20% menos una acción), ambas bajo la batuta de Florentino Pérez, acordó este martes pagar un dividendo de 875 millones de euros este año.

El primer pago de esta remuneración al accionista se producirá ya el 28 de abril, cuando, con casi total seguridad, todavía durará el estado de alarma en España que limita enormemente el tráfico, pues Pedro Sánchez solicitará este miércoles al congreso una nueva prórroga hasta el 11 de mayo. Será del 50%, 437,5 millones. La segunda mitad está prevista para antes de fin de año, sujeto a la decisión del consejo de administración en función del impacto de la Covid-19.

Abertis prevé repartir el 80% de sus beneficios de 2019 en dividendos pese a perder una de sus mayores filiales y el impacto del coronavirus

Abertis ganó 1.101 millones de euros en 2019, como adelantó Economía Digital, por lo que el plan es repartir aproximadamente el 80% del beneficio entre los tres grandes accionistas. No se trata de algo extraordinario pues a los pocos meses de tomar el control, Atlantia y ACS ya se repartieron 10.000 millones para recuperar una parte importante de la inversión de la compra de Abertis.

Este año, no obstante, la compañía que preside Marcelino Fernández Verdes no cuenta con la que era su tercera concesionaria en beneficios (Aumar) por el fin del contrato y además, el parón económico que se ha producido, en mayor o menor medida, en todos los países en los que está presente, hace presagiar un año difícil. España e Italia, sus dos principales mercados con más de dos tercios de su negocio, viven confinamientos muy duros y el tráfico por carretera y autopista es muy reducido.

Abertis presume de liquidez y no tiene urgencias

En un comunicado, Abertis justificó el reparto de los 875 millones por su “sólida posición de liquidez”, que cifró en más de 5.000 millones de euros, que no tiene vencimientos de deuda significativos hasta octubre de 2022 y en que mantiene el investment grade de S&P Global, aunque con perspectiva negativa.

No obstante, también admitió que “las actuales circunstancias, la aguda reducción del tráfico observada y el potencial cambio de las perspectivas económicas a corto y medio plazo sugieren la aplicación de una política financiera aún más prudente”. Por ello, el consejo tendrá la última palabra respecto a la segunda mitad del dividendo, en función de si arriesga el aprobado de las agencias de rating.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad