Bolivia amenaza a Abertis con expropiar sus aeropuertos

stop

EXPROPIACIONES

Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis

31 de enero de 2013 (11:19 CET)

Evo Morales parece continuar con su política de expropiaciones. Ahora le podría tocar el turno a Abertis. Según asegura el viceministro de Transportes, Edwin Marañon, el Gobierno de Bolivia ultima la toma de control de Servicios Aeroportuarios Bolivianos (Sabsa), una filial de la española Abertis y AENA.

La decisión se podría adoptar basándose en una posible reducción de las inversiones realizadas en el país, según cuenta El Economista. El responsable de transportes reconoció en una entrevista radiofónica, recogida por Infobae, que el contrato en vigor no especifica dicha cuantía.

Vuelven los fantasmas

De esta manera, vuelven los fantasmas de la expropiación a Abertis. Como publicó Economía Digital, la concesionaria que dirige Francisco Reynés era la empresa española más expuesta a nuevas expropiaciones de Evo Morales.

La empresa Servicios de Aeropertos Bolivianos (Sabsa) es propiedad de TBI, la filial de Abertis (90%) y AENA (10%). Gestiona los aeródromos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Escaso negocio

En 2010 hubo varias informaciones sobre la posibilidad de que el Gobierno de Evo Morales se hiciera con la gestión de las instalaciones. El mismo ejecutivo se encargó de desvanecer las informaciones tras negociar con la filial de La Caixa.

“Somos conscientes de que puede pasar”, aseguran desde la concesionaria “pero siempre nos han dicho que no”. Abertis posee la concesión de los tres aeropuertos hasta 2022, pero está tranquila ya que el negocio boliviano no supone ni medio punto porcentual del total del grupo de infraestructuras.

Además, Abertis, que ha estado en los últimos años en conversaciones con el Gobierno de Morales, ha cumplido las inversiones a rajatabla además de mejorar los sueldos en la compañía. Y eso, sin poder aumentar las tarifas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad