Una imagen de las bodegas de Codorníu en Sant Sadurní d'Anoia.

Codorníu nombra director general a Ramón Raventós

stop

Carlyle aprueba la compra de Gleva Cellars (Parxet) y nombra a Ramón Raventós, consejero delegado de las bodegas y accionista de Codorníu, primer ejecutivo

Barcelona, 05 de noviembre de 2018 (16:41 CET)

Javier Pagés ya tiene sustituto al frente de Codorníu. El hasta ahora consejero delegado de la cavista pondrá rumbo en los próximos días a la presidencia de la DO Cava, y la empresa recientemente adquirida por el fondo estadounidense Carlyle ya ha aprobado su relevo. Se trata de Ramón Raventós Basagoiti, miembro de la familia accionista y hasta ahora consejero delegado de Gleva Cellars.

La empresa con sede en La Rioja aprobó este lunes en una reunión del comité de dirección el nombramiento del ejecutivo, uno de los principales impulsores de la venta entre los miembros de la saga catalana. Desde un primer momento, Raventós Basagoiti se posicionó a favor de la oferta del vehículo americano, que terminó por valorar en 300 millones de euros la compañía española --más 90 millones de euros de deuda--.

Además, Codorníu también acordó la integración de Gleva Cellars en su entramado de bodegas, que se completará antes de final de año e incluirá a la totalidad de bodegas y trabajadores.

Ramón Raventós fue el principal aliado de Carlye entre la familia Raventós

La firma es responsable de vinos como Parxet, Mont-Ferrant, Titiana, Tionio, Basagoiti, Portal del Montsant y Raventós de Alella después de que Ramón Raventós la adquiriera en 2006 por 20 millones de euros. Ante tal movimiento, su padre, Ramón Raventós Sáenz, tuvo que abandonar el consejo de administración por las tensiones surgidas tras 15 años.

Más de una década después, ambos se convirtieron en el principal aliado de Carlyle y tuvieron la misión de convencer a los accionistas indecisos con la oferta. Finalmente, y después de elevar su oferta desde los 220 hasta los 300 millones, el fondo americano controlará el 68% del capital, cifró La Vanguardia hace semanas.

El relevo en la cúpula de Codorníu

La salida de Javier Pagés de la empresa decana del sector ya estaba prevista desde antes que el vehículo estadounidense la comprara. Tras 12 años al frente de la empresa, el ejecutivo iba a sustituir a la presidenta institucional Mar Raventós, que anunció su jubilación para finales de 2018.

No obstante, la adquisición trastocó el relevo y complicó la situación a Pagés, que se posicionó en contra de la oferta de Carlyle y contrató a AZ Capital para encontrar un interesado alternativo. Las conversaciones con Vranken Pommery no fructificaron, por lo que se quedó sin la confianza del principal accionista. El ejecutivo encontró entonces en la DO Cava una vía para seguir vinculado al negocio.

Hemeroteca

Codorníu
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad