Colau liquida la opacidad de la Feria de Abril con un concurso público   

stop

La alcaldesa de Barcelona ha decidido adjudicar con transparencia la festividad andaluza frente a una disputa entre dos fracciones de la FECAC   

Feria de Abril de Cataluña.

Madrid , 12 de enero de 2016 (19:42 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha decidido liquidar la etapa de opacidad con el negocio de la Feria de Abril de Barcelona que ha terminado con el expresidente de la Federación de Entidades Andaluzas de Cataluña, FECAC, imputado por fraude de subvenciones, apropiación indebida y falsedad documental, entre otros delitos.  

El concurso público ha irritado a los herederos de García Prieto que han acusado al equipo de Colau de expulsar de la ciudad iniciativas que generan empleo como la lista de hielo de Plaza Catalunya y poner en peligro actividades como la Fórmula 1. El actual presidente de la FECAC, Daniel Salinero, amenazó con organizar la Feria de Abril en otro municipio si el equipo de Colau decide entregar la festividad a otros organizadores.   Salinero ha asegurado que el Ayuntamiento de Barcelona no tiene ningún interés que la FECAC organice la Feria de Abril y explicó que las condiciones exigidas por el gobierno de Colau dificultan la celebración de la cita.  

La pugna  

La fracción crítica de la Feria, los excompañeros de García Prieto que lo llevaron a la Fiscalía por las presuntas irregularidades administrativas, todavía no han aclarado si se presentarán al concurso para organizar el encuentro. El plazo para participar en el concurso finaliza este viernes.  

El ala crítica de la gestión de García Prieto, la Fundación FECAC, organizó oficialmente las últimas diez festividades, salvo la del año pasado. Tras la ruptura entre las dos fracciones, el gobierno de Xavier Trias (CiU) otorgó un año la organización conjunta, pero la pasada edición decidió entregarla a los partidarios de García Prieto. Hoy, el equipo de Colau pretende finiquitar el conflicto con el concurso público.  

A raíz de la rescisión del contrato con la Fundación, los díscolos han demandado a los tribunales a la empresa BSM, gestora del Fòrum, el espacio donde se ha celebrado la Feria de Abril durante la última década. Pese a la apertura del concurso, elogiada por el sector crítico, la demanda sigue en marcha. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad