La sede de Aigües de Sabadell.

La denuncia de Agbar a la vieja cúpula de Cassa, vista para sentencia

stop

La justicia ultima la sentencia por presuntos daños de 3,4 millones de la antigua dirección de Aigües de Sabadell, denunciados por Agbar

Barcelona, 15 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Apenas un año y medio después de tomar el control de Aigües de Sabadell (Cassa), Agbar vio un agujero en las inversiones de la compañía en Cabo Verde. Las investigaciones señalaron a cinco antiguos directivos por un presunto daños de 3,4 millones de euros, que ya esperan sentencia en el juzgado de lo mercantil número 6 de Barcelona.

Según explican fuentes judiciales a Economía Digital, el magistrado Javier Fernández ultima la resolución por la acción de responsabilidad abierta contra Xavier Bigatà, ex presidente de Cassa y consejero de Política Territorial y Obras Públicas entre 1983 y 1988, y otros cuatro ex directivos: Miguel Ángel Fos, director general; Carlos Casas, director adjunto económico; Paulo García, director adjunto; y Pere Fonolleda, representante de Caixa Sabadell.

En 2015, Agbar encargó un informe al despacho Cuatrecasas para investigar las presuntas irregularidades, que terminaron por comprender inyecciones de capital a la filial caboverdiana Águas e Energia da Boa Vista (AEB), préstamos a largo plazo, facturas de origen dudoso, venta de mercancía y subrogación de la deuda con algunos proveedores.

Agbar encargó a Cuatrecasas en 2015 que investigara irregularidades en Aigües de Sabadell

Las sospechas parten desde junio de 2010 y también abarcan activos sobrevalorados en la contabilidad de la filial y obras realizadas por empresas de los directivos a precios por encima del mercado. De hecho, el importe presupuestado para las actuaciones era de 15,6 millones de euros pero acabó por ascender a 19,7 millones de euros.

Todo, presuntamente, con el conocimiento del consejo de administración de Aigües de Sabadell. Sin embargo, no fueron comunicados a la totalidad del grupo, tal y como informó Economía Digital en su momento.

Una operación de 24 millones de euros

Agbar se hizo con el 77,71% de Aigües de Sabadell tras lanzar una oferta pública de adquisición (opa) en verano de 2013. La filial de Suez desembolsó 24,16 millones de euros tras pagar 60 euros por acción y convencer al 64% del capital. De este modo, la empresa presidida por Ángel Simón pasó a compartir accionariado con el Ayuntamiento de Sabadell, que mantuvo el 20%, y minoritarios.

Hemeroteca

Agbar
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad