El fondo Nazca liquida las panaderías El Molí Vell

stop

La cadena Foodbox cierra cuatro locales de la histórica cadena El Molí Vell mientras continúa con la expansión de la marca Santagloria por la vía de las franquicias

Interior de una de las panaderías de Santagloria / Europa Press

Barcelona, 27 de enero de 2016 (01:00 CET)

La compañía de restauración Foodbox ha dado carpetazo a la histórica cadena El Molí Vell. La marca, que pertenece al fondo de inversión Nazca Capital, cerró el jueves pasado, de la noche a la mañana, cuatro de las cinco panaderías El Molí Vell que quedaban en Barcelona, y la quinta se transformará en Santagloria, algo que ya venían haciendo en los últimos meses. También ha cerrado la web de El Molí Vell, que dirige directamente a la de Santagloria.

Desde que comprara las marcas Santagloria, El Molí Vell y l'Obrador a la empresa catalana Europastry, en marzo de 2015, Nazca ha apostado por la primera de ellas, la más moderna. De hecho, anunció que abriría 30 tiendas al año entre las panaderías y sus otros dos negocios: Taberna Volapié y Papizza. Y lo está haciendo, sobre todo por la vía de las franquicias.

Despido de diez trabajadoras

En esta dinámica de crecimiento no entra El Molí Vell. Las antiguas panaderías de Europastry hacía meses que estaban dejando paso a Santagloria, pero no por ello el cierre de cuatro establecimientos la semana pasada dejó de coger por sorpresa a la plantilla del grupo, especialmente a las diez trabajadoras de estas cuatro panaderías que han sido despedidas con una indemnización de 20 días por año, según han explicado fuentes sindicales.

El comité de empresa de Santagloria Bakery, la sociedad que integra las panaderías de Foodbox, ha mostrado su rechazo a los despidos y pide que se readmitan a las trabajadoras y se las reubique. Tres de las empleadas despedidas tenían reducción de jornada para ocuparse de sus hijos y una era delegada sindical, según ha denunciado CCOO.

Cierre fulminante

Carmen Macarro, presidenta del comité de empresa, ha explicado que el jueves pasado por la mañana se le comunicó el cese de la actividad en los cuatro establecimientos y que por la tarde ya se les echó el cierre. Macarro lamenta que se despida a trabajadoras con experiencia mientras el grupo abre otras panaderías y contrate a chicas sin la misma trayectoria.

Santagloria tiene unos 50 locales en toda España, sumando a la marca l'Obrador, aunque la gran mayoría se encuentran en Cataluña. Por ello, Foodbox está centrando su plan de crecimiento en Madrid. No obstante, no ha abierto tiendas nuevas sino que está creciendo con franquicias, según el comité de empresa.

Una cadena histórica

Nacida a principios de los años 60, El Molí Vell fue el inicio de la actividad de retail de Europastry y cambió el concepto de panaderías en Cataluña y España. Sin embargo, en los últimos años había entrado en declive, hasta el punto que la familia Gallés, dueña de Europastry, decidió venderla para centrarse en el negocio de las masas congeladas.

En el momento de la venta a Nazca, en marzo del año pasado, Jordi Gallés, presidente de Europastry, justificó la decisión por la competencia que se hacían ellos mismos. Es decir, que los clientes preferían el pan de masas congeladas. No obstante, la crisis y el crecimiento de la competencia, con cadenas como Granier, castigaron enormemente las cifras de las panaderías de Europastry. En 2013 facturaron 40 millones de euros, ingresos que cayeron hasta los 15 en 2014.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad