El Supremo absuelve a Grífols y otras farmacéuticas de contagiar hepatitis C

stop

Una asociación de hemofílicos acusaba a los laboratorios de falta de medidas de seguridad en sus productos

22 de mayo de 2014 (17:35 CET)

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia que absolvió a cuatro laboratorios de indemnizar a 109 personas hemofílicas infectadas con el virus de la hepatitis C. La Asociación Catalana de Hemofilia (ACH) había denunciado a las farmacéuticas Grífols, Valeant Pharmaceuticals, Behring y Baxter porque consideraban que eran las responsables de transmitir la enfermedad en productos para la hemofilia.

Un juzgado de primera instancia de Barcelona condenó en 2008 a las cuatro compañías a pagar 120.000 euros a cada paciente. No obstante, los laboratorios recurrieron y la Audiencia les dio la razón. La decisión del Supremo pone el punto y final a la causa después de que la asociación recurriese.

Productos sospechosos

El centenar de pacientes, representados por la ACH, consideraron que las empresas farmacéuticas que comercializaron productos para hemofílicos derivados de plasma humano no adoptaron las medidas de seguridad oportunas para evitar el contagio por hepatitis C u otras enfermedades. El resultado fue un contagio masivo.

Los demandantes aseguran que podría haberse evitado: "Los fabricantes deberían haber actuado con diligencia en la selección de donantes de sangre", indican. También les acusan de no haber dispensado el correcto tratamiento a los productos derivados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad