Oficinas de General Electric en Boston, Estados Unidos. Foto: EFE/CG

General Electric pierde 484 millones en un semestre

stop

Los segmentos de energía, petróleo y gas hunden los resultados de General Electric, que en seis meses redujo su beneficio un 30%

Nueva York, 22 de julio de 2018 (04:55 CET)

El grupo estadounidense General Electric (GE) anunció que en el primer semestre de 2018 tuvo unas pérdidas de 484 millones de euros (568 millones de dólares), en medio del proceso de restructuración de sus líneas de negocio.

En un comunicado previo a la apertura de Wall Street, la firma comparó ese dato con el del mismo periodo del ejercicio previo, cuando tuvo un beneficio neto de 758 millones de dólares, pero sin calcular la tasa de variación.

En los primeros seis meses, GE generó una pérdida por acción de 7 centavos, frente a la ganancia de 9 centavos de ese semestre de 2017, mientras que sus ingresos ascendieron un 5%, hasta 58.764 millones de dólares.

General Electruc redujo su beneficio un 30%

El consejero delegado y presidente del grupo, John Flannery, indicó que en la primera mitad del año se logró reducir los costes estructurales del área industrial en 1.100 millones de dólares, "más de la mitad respecto a nuestra meta de 2018, de 2.000 millones".

Los resultados del segundo trimestre, a los que más prestaba atención Wall Street, daban cuenta de una reducción del 30% en el beneficio neto de la compañía, que ganó 615 millones de dólares.

Entre abril y julio, el beneficio neto por acción fue de 7 centavos, inferior respecto a los 10 centavos del mismo periodo del año anterior, cuando ganó 875 millones de dólares. La facturación en el último trimestre, en cambio, aumentó un 3%, hasta 30.104 millones de dólares.

General Electric desciende un 4% en bolsa

En junio, la compañía fundada en 1892 anunció los resultados de una revisión estratégica de sus líneas de negocio para hacer a la firma más "simple y fuerte", y se enfocará en los sectores de generación y distribución eléctrica, aviación y energías renovables.

"Nuestra atención está en la ejecución inexorable de este plan para mejorar los resultados operativos, fortalecer nuestro balance contable, acelerar el crecimiento en nuestros negocios e incrementar el valor para los accionistas", explicó Flannery.

El máximo directivo afirmó que los resultados del segundo trimestre coincidieron con sus expectativas y fueron especialmente fuertes los segmentos de Aviación y Atención Médica, mientras que espera que el "mercado de la energía permanezca complejo".

Esos segmentos reportaron un aumento en los beneficios del 7% y el 12%, respectivamente, a diferencia del de la Energía (-58%), y el de Petróleo y Gas (-39%). Los resultados no estaban siendo bien acogidos por el parqué neoyorquino, y el viernes en la apertura el valor de GE descendía un 4,08% en la Bolsa de Nueva York.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad