Google humilla a Apple: distribuye 850.000 Androids al día

stop

El sistema operativo para móviles triplica el crecimiento de su principal competidor, el iOS. A finales de este año, 1.000 millones de personas tendrán en su móvil la plataforma de Google

Eric Schmidt, número dos de Google.

28 de febrero de 2012 (21:20 CET)

El crecimiento de Android, el sistema operativo elaborado por la asociación Open Handset Alliance, liderada por Google, pisotea a su principal competidor, el iOS de Apple. El crecimiento de la plataforma basada en el sistema operativo de código abierto Linux triplica los resultados obtenidos por la compañía fundada por Steve Jobs en su último trimestre.

El sistema operativo de Google distribuye 850.000 versiones diarias, según confirmó Eric Schmidt, número dos y portavoz de la compañía, en una concurrida conferencia en el Mobile World Congress.

El paso de la plataforma impulsada por el buscador es abrumador. En 2010, colocaba en el mercado 60.000 sistemas operativos diarios. En 2011 ese ritmo de comercialización aumentó a 600.000 y se ha disparado hasta los 850.000 en 2012.

El iOS de Apple logró comercializar 79 millones de teléfonos en 2011. Como fabricante, la compañía fundada por Steve Jobs sigue ubicada en la cabeza de ventas de teléfonos móviles, aunque la coreana Samsung, en segunda posición, se acerca cada día más. Pero en la competencia de los sistemas operativos, Android disfruta de un mercado tres veces mayor y calcula contar con mil millones de usuarios a finales de año.

Menos ventas, pero más rico

A pesar de que Google mantiene la primacía en sistemas operativos, Apple sigue siendo mucho más eficiente en sus cuentas empresariales. En los últimos trimestres, el beneficio de la marca de la manzana ascendió a 14 millones, mientras que los ingresos totales de Google se ubicaron en 10 millones de dólares.

El buscador lucha por posicionarse como el principal soporte publicitario de Internet y para ello necesita una enorme plataforma de difusión en la que sus sistemas operativos juegan un papel fundamental. Y hasta ahora no ha sacado rendimiento comercial de sus sistemas operativos pero ha logrado que el 98% de sus ingresos provengan de la publicidad.

Internet sin controles

Además de mostrar su músculo empresarial, Eric Schmidt expuso en Barcelona la 'filosofía de negocio' de la marca y advirtió de los peligros de que una organización internacional como la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT, asuma un papel regulador de internet. “Creo que sería muy peligroso que los operadores o un ente regulador ejerciera controles en la red”, explicó Schmidt ante un auditorio abarrotado.

El alto ejecutivo accedió a responder numerosas preguntas de un público internacional. Uno de los participantes, preguntó a Schmidt cuándo Google dejará de restringir aplicaciones en Irán. “No podemos violar las leyes estadounidenses. Comparto tus críticas, pero eso no es posible”, respondió
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad