Imputado el presidente de Fergo Aisa por estafa y falsedad documental

stop

Inmobiliaria

El presidente de Fergo Aisa, Carlos Fernández

en Barcelona, 13 de octubre de 2015 (20:19 CET)

Las causas contra el presidente de la inmobiliaria Fergo AisaCarlos Fernández, se acumulan en los juzgados. El juzgado de instrucción número 22 de Barcelona le ha citado para declarar como imputado por los delitos de estafa, estafa a inversores y falsedad documental, según ha podido saber Economía Digital.

La causa es una querella por vender acciones de la compañía, cuando ésta ya se encontraba en situación de insolvencia, con información contable no realista. El juez admitió en julio la querella de Felipe Izquierdo y, después de las investigaciones pertinentes, ha decidido imputar a Fernández, que declarará el próximo 21 de octubre. Las causas pueden acarrear penas de entre 3 y 4 años de cárcel.

Información no realista

El presunto delito se encontraría en el hecho que las acciones fueron vendidas con una información contable errónea. Según el querellante, compró 600.000 acciones de la inmobiliaria en febrero de 2012 por 19.800 euros, pero la documentación contable y financiera "no se adecuaba a la realidad", ya que no reflejaba la situación de insolvencia en la que ya se encontraba la compañía.

Felipe Izquierdo compró las acciones después de que Fergo Aisa anunciara un contrato para construir 20.000 viviendas sociales en Bogotá (Colombia), proyecto que las autoridades colombianas desmintieron y que nunca se llevó a cabo.

De momento, el juez sólo ha imputado a Fernández, pero la querella también apuntaba a cinco miembros más del consejo de Fergo Aisa: Ramon Patau, Ramon Fajas, Ricardo Aixelà, Gregori Grau y Joan Hortalà, hijo del presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà, y de Mari Àngels Vallvé, presidenta de la sociedad de valores e inversión GVC Gaesco.

En concurso desde 2013

Fergo Aisa está en concurso de acreedores desde 2013 y actualmente se encuentra en fase de liquidación, con un pasivo de más de 400 millones y un activo de solo 153 millones de euros. El juzgado mercantil ordenó el embargo de bienes de Carlos Fernández, así como de los miembros del consejo de administración de la sociedad, por importe de 116 millones.

Se especula, además, con la posibilidad de que el concurso acabe por declarase culpable si así lo reclaman la Fiscalía y el administrador concursal ya que la inmobiliaria se encontraba en situación de quiebra antes de la declaración formal del concurso.

Más problemas para Fernández

Los problemas judiciales se le acumulan a Carlos Fernández, que también está siendo investigado por un fraude fiscal de 2,7 millones de euros. Según publica este martes Expansión, Fernández presuntamente habría defraudado el IVA de la venta de una participación en diversas fincas en Cádiz por 22,9 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad