Jordi Clos, el hotelero catalán que se muda a Madrid, deja Fira de Barcelona

stop

La institución reduce sus ingresos respecto al año pasado pero registra la segunda mejor cifra de su historia

Jordi Clos en una imagen de archivo.

en Barcelona, 17 de diciembre de 2015 (15:18 CET)

El presidente del Gremi d'Hotels de BarcelonaJordi Clos, que se ha llevado la sede social de su grupo a Madrid, como anunció Economía Digital, será sustituido en el órgano de dirección de la Fira de Barcelona.

Clos ya había cumplido el máximo de tres mandatos que estipulan los estatutos, por lo que se deberían descartar motivaciones políticas de la salida. En su puesto de consejero se incorpora Agustí Cordón, del Grupo Zeta y antiguo director general del organismo.

El nombramiento de Cordón supone la permanencia del dirigente en la cámara de mando de la institución tras haber colocado a un hombre de máxima confianza como director general del Mobile World Capital. Los tres consejeros que renuevan en la posición son Pedro Fontana, de Elior ConcessionsLuis Conde, de Seeliger y Conde, y Miquel Martí, de Moventia.

Peor que en 2014

La Fira de Barcelona prevé cerrar el año 2015 con un volumen de negocio que roza los 150 millones de euros. Significativamente superior a lo presupuesto, los 148 millones gestionados "confirman la evolución positiva a pesar de los efectos de la crisis económica", aseguran. Sin embargo, supone un descenso en los ingresos respecto al año anterior, cuando se superaron los 150 millones.

Además, en este ejercicio se ha celebrado uno de los grandes músculos con los que cuenta la institución: El Salón del Automóvil. Al tratarse de un congreso bianual, la diferencia respecto al 2014 es todavía mayor.

Segunda mayor facturación

Pese a la caída, el presidente de la Fira, José Luis Bonet, ha presumido "de la segunda facturación más alta de la historia". "Fruto de una estrategia impulsada desde hace años para posicionarnos en un mercado global y muy competitivo como un referente ferial", ha incidido.

En la misma línea se ha expresado el nuevo director general, Constantí Serrallonga. "El objetivo es desarrollar una gestión que permita a la institución continuar impulsando no sólo su actividad sino también su papel dinamizador sobre el territorio".

En 2015, la institución ha acogido 68 salones y congresos y alrededor de 50 actos corporativas. En este marco se han celebrado más de un millar de diversas actividades. Y la tendencia es crecer. En 2016 se prevén ingresos por 140 millones de euros y acoger más de 60 salones y congresos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad