La Generalitat quiere hacer caja con Idiada

stop

El Govern sondea a varias compañías para que se queden el 20% del capital que controla en el grupo

12 de noviembre de 2013 (20:11 CET)

La Generalitat ha incluido su participación en el Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil (Idiada) entre los activos que quiere vender para hacer caja. El Govern de Artur Mas (CiU) ha iniciado los contactos con varias compañías para colocar el 20% de su capital en el grupo, afirman fuentes empresariales. Ha mantenido varias reuniones con este fin.

El interés del Ejecutivo catalán es salir definitivamente de la compañía que ofrece servicios de diseño, ingeniería, ensayos y homologación para el sector de la automoción y que regenta, entre otros, el circuito de pruebas de El Vendrell (Tarragona).

Lejos quedan las reclamaciones en el Parlament de Catalunya del entonces diputado de CiU Oriol Pujol en las que exigía al Govern Tripartit que garantizara el mantenimiento de la participación pública. Desde 2006, el año de la reclamación del político imputado en el caso ITV, hasta ahora, el escenario económico ha cambiado. La federación nacionalista tiene que conseguir 2.318 millones de euros en 2014 para cumplir con su proyecto presupuestario y está dispuesta a vender todo lo que pueda para desviarse el mínimo posible de la previsión.

Primeros contactos

La primera puerta a quien ha llamado Mas ha sido la compañía que controla el 80% restante de los títulos de Idiada: Applus. El grupo dirigido por Fernando Basabe ha empezado a estudiar la operación. Las mismas fuentes indican que no tomará ninguna decisión de forma inmediata, ya que no es una de las prioridades que tiene sobre la mesa.

El líder de la certificación en Catalunya no es el único a quien ha acudido el Govern. También ha ofrecido su parte en el pastel en Idiada a otras compañías del sector. De nuevo, los contactos están en fase inicial.

Grupo de trabajo

El Ejecutivo catalán ha iniciado este proceso de forma paralela al cometido que realiza un grupo de trabajo transversal para fijar qué activos puede colocar. La conselleria d'Economia i Coneixement asegura no puede dar detalles del proceso hasta que no concluya el análisis del comité.

El titular del departamento, Andreu Mas-Colell (CiU), anunció que su objetivo es buscar las distintas vías para conseguir los 2.318 millones que han sido contabilizados como ingresos a partir de la privatización de inmuebles, venta de suelo y de concesiones. “O la diferencia que se pueda conseguir por la vía de la acción política”, tal como declaró la semana pasada. Es decir, de los acuerdos con el Estado para obtener otras inyecciones de capital, como la de la Disposición Adicional Tercera del Estatut d'Autonomia o la creación de la tasa bancaria.

El trabajo previo que se realice minimizará el riesgo de que algunas ofertas queden vacantes, como ya ocurrió con el primer intento de vender patrimonio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad