La OCU aspira a expandir sus negocios millonarios a más de 30 países

stop

La entidad en defensa de los consumidores pretende exportar a toda Europa y a América su aplicación Mooverang

La portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu (derecha), entrega un premio de perfume a Puig.

Madrid , 13 de enero de 2017 (06:00 CET)

La OCU, una de las mayores entidades en defensa de los consumidores en España, está enfocada en una nueva línea de negocios con la que pretende abrirse a nuevos mercados.  

Su aplicación para llevar las finanzas personales, incluidas números de cuenta e información financiera relevante de los clientes, es el área de negocio en el que la oenegé ha enfocado sus mayores esfuerzos.  

Los dirigentes de la OCU, residenciados en Bélgica, han planificado un crecimiento en nuevos mercados para expandir sus operaciones de defensa de los consumidores y actividades comerciales que le garanticen mayores ingresos.  

Con la aplicación Mooverang, la organización planifica una expansión por toda Europa y también por Estados Unidos y América Latina, según ha podido saber este diario por fuentes cercanas a la organización. La OCU ha elaborado un plan de negocios para hacer negocios en al menos 30 países.  

La red empresarial  

Aunque pueda parecer contradictorio, la OCU trabaja para la defensa del consumidor pero asume prácticas comerciales destinadas a aumentar su facturación en los países donde tiene presencia.  

La OCU en España pertenece a una red empresarial dirigida desde Bélgica por Test Achats, una organización que también dice no tener ánimo de lucro pero que mantiene una red empresarial que incluyen sedes en Luxemburgo y Hong Kong. La OCU tiene una facturación en España de 25 millones de euros anuales a través de la sociedad mercantil OCU Ediciones.  

Idea interna, desarrollos externos  

La OCU presentó el producto en mayo de 2014 con el propósito de que los usuarios tuvieran a la mano todos los datos de las cuentas y tarjetas bancarias. "Vamos a poder ser ministros de Economía de nuestros hogares de forma muy sencilla", explicaron los portavoces de la OCU a El Economista.  

A pesar de que el producto fue presentado como una asociación entre dos empresas (OCU y la desarrolladora), los dirigentes de la oenegé han supervisado de cerca todo el proceso de creación del producto.  

La organización tiene en mente una expansión a Europa del Este. Por los momentos, la red de la OCU cuenta con operaciones en Italia (Altroconsumo), Portugal (Deco Proteste), Bélgica (Test Achats), y Brasil.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad