Los dueños de Agrolimen negocian para evitar la condena por evasión de impuestos

stop

JUDICIAL

04 de octubre de 2013 (13:24 CET)

La familia Carulla no quiere correr riesgos. Los accionistas de Agrolimen han propuesto a la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona devolver 15 millones de euros a la Agencia Tributaria con tal de lograr un acuerdo de conformidad el día del juicio que les evite penas elevadas.

La cantidad que se ha puesto sobre la mesa abonaría la deuda tributaria, la sanción y los intereses, según El Confidencial. En este sentido, fuentes judiciales informan de que las negociaciones se encuentran en una fase muy primaria.

El caso


La causa contra los hermanos Carulla se centra en la investigación de un presunto fraude fiscal en una compraventa de acciones entre las compañías Agrolimen y la sociedad holandesa Merimare, ambas propiedad de la familia, por valor de 61 millones de euros.

El fiscal sospecha que los hermanos Carulla se hicieron irregularmente con una cantidad que oscila entre 400.000 euros y el millón mediante evasión de impuestos.

La Audiencia Provincial de Barcelona reabrió la causa a finales de julio y decretó que ésta estaba lista para ir a juicio. De cara a la confrontación final ante el juez, las mismas fuentes indican que el caso podría pivotar sobre la culpabilidad de sólo una parte de la familia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad