Los empresarios españoles del juego se refuerzan ante la Administración

stop

Las asociaciones empresariales de casinos, bingos y tragaperras constituirán el viernes una nueva gran patronal que nace al abrigo de la CEOE

Torneo de póquer en Barcelona.

29 de febrero de 2012 (20:44 CET)

Las principales asociaciones empresariales del sector del juego en España han decidido unirse para actuar con una sola voz ante las administraciones y mejorar su perfil como grupo de presión. La Asociación Española de Casinos de Juegos (AECJ), la Confederación Española de Empresarios del Juego del Bingo (CEJ) y la Confederación Española de Empresarios del Juego (Cofar) constituirán el viernes una organización que reunirá a las tres instituciones y que será presentada en público la semana próxima. Los promotores todavía no han fijado cuál será su denominación.

Impulsada por Cofar (la asociación que reúne a las grandes operadoras y a los fabricantes de máquinas recreativas), la nueva patronal no supondrá la desaparición de las tres asociaciones que la constituyen, pero sí que asumirá la representatividad institucional y la interlocución ante las administraciones.

Unificar la voz ante los gobiernos

El nuevo lobby nace de la constatación de que las administraciones españolas se han igualado desde la perspectiva del color político y, a la vez, que la tendencia en las normativas de juego en España avanza hacia la unidad de mercado. Con todo, las autonomías son los gobiernos responsables de regular el juego presencial en España. Uno de los grandes retos que se han propuesto los integrantes de la gran patronal del juego es influir en la reglamentación y aplicación del juego on line en España, que está previsto que comience en la segunda mitad del año.

La presidencia se ejercerá de forma mancomunada inicialmente entre los tres actuales responsables: Ángel María Escolano (casinos), Fernando Luis Henar (bingos) y Manuel Lao (máquinas recreativas). Eduardo Antoja actuará como primer ejecutivo de la nueva patronal y será su portavoz. Las tres asociaciones impulsoras estaban representadas ya en la CEOE, condición que pretenden ampliar a partir de la constitución de la nueva cúpula empresarial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad