El expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno Álvarez (d), en la sede de la Fundación Ramón Areces. EFE

Nuño de la Rosa destierra a Dimas a su antiguo despacho en El Corte Inglés

stop

El nuevo presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa, ocupa el despacho de Gimeno y manda al sobrino de Isidoro al que deja vacío

Barcelona, 16 de junio de 2018 (04:55 CET)

Este jueves, El Corte Inglés destituyó por primera vez en su historia a un presidente. Un consejo extraordinario que sirvió para acabar con el mandato de Dimas Gimeno, al que sustituyó Jesús Nuño de la Rosa gracias al apoyo de las hermanas Álvarez. El cambio no fue sólo en el cargo. El nuevo directivo ya ocupó este viernes el despacho presidencial y mandó al sobrino de Isidoro Álvarez a las plantas inferiores.

Fuentes de la cúpula explican a Economía Digital que los grandes almacenes han mandado a Dimas al antiguo despacho de Nuño de la Rosa. La estancia se encuentra también en el 112 de la calle Hermosilla, aunque se sitúa en la primera planta. "Es el espacio que le corresponde como consejero", añaden las mismas voces.

A pesar de quitarle la presidencia, el grupo sí mantuvo a Gimeno en otros cargos. El más relevante, la presidencia de la financiera de El Corte Inglés. "Todavía preside la filial, pero lo lógico es que a medida que pasen los días también le descabalguen del resto de puestos", señalan.

Desposeído del rango, son muchos los que piensan que el mandatario agriará su batalla contra los consejeros díscolos. Para empezar, la próxima semana impugnará formalmente el consejo del pasado jueves, que supuso su cese con ocho votos a favor y la abstención del jeque Al Thani.

Un nuevo consejo para el 27 de junio

Con Dimas todavía en su asiento, una de las primeras decisiones de Nuño de la Rosa fue convocar un consejo ordinario para el próximo 27 de junio. "El objetivo será presentar los planes de negocio del nuevo ejecutivo, aunque todavía no se ha formalizado el orden del día", explican fuentes internas.

Por el momento todavía no desconvocó el encuentro del próximo 12 de julio que había convocado el ya expresidente y en el que iba a presentar su dimisión de forma ordenada. Además, el orden del día incorpora la creación de una comisión de nombramientos, la salida a bolsa y las presuntas irregularidades detectadas en varias áreas del negocio, como la seguridad o el departamento de informática.

La siguiente jornada a apuntar en el calendario es el 26 de agosto, día en el que previsiblemente se celebrará la junta de accionistas. Si Gimeno no dimite antes, algo que desde su entorno niegan tajantemente, las hermanas Álvarez pedirán también su cese como consejero.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad