Pimec ve en los ‘minijobs’ la fórmula para combatir el paro

stop

La patronal asegura que todo lo que se haga para reducir el 27% de desempleo es bueno

Josep González, presidente de Pimec

30 de abril de 2013 (19:40 CET)

España afronta una tasa de desempleo histórica. La última Encuesta de Población Activa (EPA) deja un escenario con 6,2 millones de parados, el 27% de la población. Y según la patronal catalana Pimec, los minijobs podrían ser la fórmula que permitiría combatir la elevada tasa y reducir la economía sumergida.

“Más precariedad es un 27% de personas sin trabajo, y todo lo que sea combatirlo, es bueno" ha afirmado el presidente de la patronal, Josep González. Acompañado del director de Economía y Empresa de la patronal, Modest Guinjoan, el presidente de Pimec también ha admitido que este modelo puede comportar ciertos riesgos.

Modelo alemán

En Alemania existen 7,4 millones de contratos minijobs de los que 2,5 millones actúan como actividades complementarias --sirven para aumentar otros ingresos-- y 4,9 millones que son la actividad principal del trabajador.

El país germano permite trabajar un máximo de ocho horas con este tipo de contrato --aunque la jornada se suele reducir a la mitad-- a cambio de un techo salarial máximo de 450 euros.

Paro juvenil

El 16,3% de los jóvenes están en el mercado laboral vía minijobs. Por ello, González asegura que en el caso español, ayudarían a paliar el 57% de paro juvenil. Pero no serían los únicos colectivos que se beneficiarían de estos contratos, según Pimec. También las personas con riesgo de exclusión social así como “las personas mayores que quieran tener una prestación adicional a la jubilación”, según indicaba el empresario.

Durante la presentación del informe, Guinjoan ha defendido que la adaptación del modelo no puede ser directa y que se tiene que hacer con diálogo social. Además, apuntaba que estos contratos se deben sustentar en dos principios básicos: el primero, impulsar incentivos fiscales para la contratación de tiempo parcial dirigidos tanto a trabajadores como a empresarios. El segundo, facilitar la compatibilización con otros trabajos y prestaciones.

Cuentas de la patronal

El presidente de Pimec no sólo ha analizado la cuestión de los minijobs. También ha expuesto la situación de la patronal catalana que cuenta con 105.000 socios. La entidad muestra un balance positivo, según la dirección. Aunque González ha evitado dar cifras concretas.

Lo que sí ha explicado es que Pimec obtiene el 68% de los ingresos a través de las cuotas de sus accionistas y de los servicios especiales que estos contratan. Además, cuenta con unos recursos propios del 54% de pasivo.

Pimec define 2013 como el año de la contención. Limitará las inversiones y los gastos ante la caída de socios y de los fondos para la formación. En 2012, la patronal invirtió en las cinco naves que ahora tiene en Rumania para facilitar la internacionalización en Europa del Este, así como en la compra de la nueva sede de la patronal en Tarragona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad