Los 'minijobs', ¿inviables en España?

stop

TRABAJOS TEMPORALES

El 61,4% de los jóvenes españoles que trabajan son temporales

06 de marzo de 2013 (01:00 CET)

España ha superado la barrera de los cinco millones de parados. El desempleo afecta a más del 55% de los jóvenes de la generación más preparada. La situación es insostenible. Y ante este escenario, los menores de 30 años se han visto obligados al éxodo laboral.

Una alarmante situación que preocupa dentro y fuera de las fronteras. La canciller alemana Angela Merkel ha reiterado este martes su inquietud ante la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Lo mismo hizo la semana pasada el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Economía, Olli Rehn.

Aportaciones voluntarias

Y parece que, como en muchas otras ocasiones, el camino a seguir sea Alemania. Los minijobs, un tipo de contrato muy arraigado en el mercado laboral germano, se presentan como una opción cada vez más reclamada en España. Se trata de convenios laborales de 15 horas semanales a cambio de poco más de 400 euros. El trabajador no paga impuestos y puede hacer aportaciones voluntarias a los sistemas sociales. Por lo que con este sistema no se contribuye al Estado del Bienestar ni se cotiza.

La medida la ven con buenos ojos patronales como la CEOE o la catalana Pimec para paliar la elevada tasa de paro. Pero algunos expertos apuntan que es inviable en el sistema laboral español y que se trataría de un parche que no solucionaría el problema de fondo.

Horarios laborales

El secretario general de Avalot, las juventudes de UGT de Catalunya, Daniel García, señala que sería una buena idea si se dieran las mismas condiciones que en Alemania. Allí, los jóvenes compaginan este tipo de trabajos temporales con los estudios. Y si quieren, alternan dos minijobs --30 horas semanales-- por aproximadamente 900 euros. Además, destaca que el Estado se hace cargo de algunos gastos como el transporte.

“En España es imposible aplicar los minijobs porque el empresario no respeta los horarios”, lamenta García. Destaca que los jóvenes con contratos de dos o tres horas acaban alargando su jornada laboral porque no hay una cultura de respeto hacia el horario determinado frente a lo que sí sucede en el país germano.

Alternativas a los minijobs

El catedrático de economía de la Universidad Carlos III Juan José Dolado destaca que “el empresariado español sólo está acostumbrado a la temporalidad”. Considera que ante la disfuncionalidad del mercado laboral, la solución no son los minijobs sino el contrato único. Estos se centran en los convenios laborales de carácter indefinido.

Dolado subraya que en España provocarán un círculo vicioso de paro-contrato-paro entre los menores de 30 años. “Sería volver a repetir los errores del pasado”.

Beneficio a corto plazo

Este experto, que firmó el Manifesto de los 100 --rubricado por un centenar de economistas en mayo de 2009-- también destaca la considerable diferencia entre el modelo productivo de Alemania y España. El país germano se centra en la industria pesada frente a la de servicios de la española. Por ello apunta que serían contratos dirigidos a personas con poca cualificación. Los minijobs son un “beneficio a corto plazo y hambre a largo plazo. No hay incentivos para formar a los trabajadores”, agrega.

Pero fuentes de la CEOE consideran que hay que poner propuestas sobre la mesa y ver lo que han hecho otros países. Por ejemplo Alemania, que tiene 4.600.000 personas con minijobs. “Estudiemos entonces este tipo de medidas y veamos si se pueden aplicar en España. Lamentablemente se han rechazado propuestas sin la necesaria reflexión”, aseguran.

Integración en el mercado laboral

La principal patronal española señala que estos contratos sirven, entre otras cosas, para que muchos jóvenes se integren en el mercado de trabajo y tengan un primer paso para sus carreras profesionales. Respecto a la poca cualificación que acompañaría a estos contratos, la CEOE asegura que el trabajador, además de desarrollar una actividad, puede formarse en el centro de trabajo o en otros de formación específica.

Por su parte, la catalana Pimec se pregunta: ¿qué es mejor, sin contrato o inestable? Fuentes de la patronal aseguran que se puede tratar de una solución temporal buena, aunque reiteran que la prioridad pasa por solucionar la financiación de las empresas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad