Puigdemont asegura que "no tiene las manos atadas" con Acciona en ATLL

stop

El president de la Generalitat no descarta ningún escenario sobre el futuro de la adjudicación de las aguas catalanas pero defiende la actuación del Govern de Artur Mas. Territori abre un expediente informativo a la concesionaria

Carles Puidemont y Oriol Junqueras / EFE

Barcelona, 17 de febrero de 2016 (11:53 CET)

El nuevo president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este miércoles que el Govern hizo lo que debía con las supuestas irregularidades de Acciona en la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL), pero ha matizado que no cierran las puertas a ninguna acción si la Fiscalía actúa.

"No tenemos las manos atadas", ha asegurado Puigdemont en la sesión de control al president en el Parlament, en respuesta al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que le ha preguntado por el futuro de la concesión. "No descartamos ningún escenario", ha dicho, ante la posibilidad de revocar la concesión de las aguas catalanas a Acciona, como recomienda el informe que la Oficina Antifraude ha puesto en manos de la Fiscalía.

Eso sí, el Govern no se va a precipitar: "Para elegir un escenario, tenemos que dar los pasos correctos". Por ello, el ejecutivo esperará a la decisión de la Fiscalía para tomar una decisión al respecto. El TSJC también dictaminó la nulidad del concurso, que no se materializó porqué la Generalitat recurrió la decisión al Tribunal Supremo.

¿Cuándo conoció el Govern las irregularidades?

Puigdemont ha insistido en la versión oficial, puesta de manifiesto hace una semana por la portavoz del ejecutivo, Neus Munté, de que el Govern de Artur Mas actuó correctamente y denunció las irregularidades a la Agencia Tributaria cuando tuvo conocimiento de ellas, en diciembre de 2014.

Sin embargo, algunos documentos señalan que la Agència Catalana de l'Aigua (ACA), ente que depende de la conselleria de Territori, conoció las subcontratas a filiales de Acciona al menos ocho meses antes, en febrero de 2014. En esa fecha, ATLL llevó sus resultados, que incluían una partida de 7,4 millones a una subcontrata de Acciona, al consejo de administración. En este consejo participó el entonces gerente del ACA, Joan Pinyol.

Expediente informativo

El nuevo conseller de Territori, Josep Rull, ha explicado que la Generalitat ha abierto un expediente informativo a ATLL para conocer exactamente el alcance de las irregularidades en la concesionaria. El Govern quiere esclarecer si los hechos denunciados por Antifraude son suficientes como para emprender acciones y llegar a revocar la adjudicación, según Rull.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad