Rosell dará entrada en Foment a Boixareu, Marsal y Zabalza en enero

stop

Los perdedores de las elecciones a la patronal catalana tendrán finalmente acceso a la junta directiva para conciliar la presencia de todos los sectores

Juan Rosell y Joaquim Boixareu

10 de diciembre de 2010 (19:47 CET)

No habrá ajuste de cuentas, porque los perdedores ya han purgado sus penas. Ésa es la filosofía que preside los cambios que tendran lugar el próximo enero en los órganos de gobierno de la patronal catalana Foment del Treball para restablecer la presencia de los diferentes sectores. El presidente de la asociación empresarial Juan Rosell dará entrada a los cuatro perdedores de las últimas elecciones en su junta directiva y en otros órganos de gobierno de la entidad.

Así, Joaquim Boixareu, quien encabezó la candidatura perdedora y alternativa a Rosell; Antoni Zabalza, presidente de la patronal química catalana Fedequim; Carles Sumarroca, vicepresidente de Comsa-Emte e impulsor de la alternativa a Rosell; y Antoni Marsal, presidente de la metalúrgica UPM, entrarán a formar parte de los órganos de dirección de Foment del Treball.

Aunque inicialmente Rosell ha mantenido la junta directiva emanada de las recientes elecciones, es facultad del presidente aumentar el número de integrantes de la junta directiva, formada actualmente por unas 70 personas. El dirigente empresarial realizará esta apertura justo después de que se hayan celebrado las elecciones a la patronal CEOE, organización que aspira a presidir a partir del 21 de diciembre próximo.

¿Qué pasará en Foment si Rosell se va a CEOE?

Uno de los grandes debates sobre el que se sustentó el debate preelectoral en Foment del Treball fue cuál sería la recomposición de la cúpula de la patronal catalana si Juan Rosell accedía a la presidencia de la CEOE, objetivo que cada vez parece más próximo. El núcleo opositor proponía que fueran ellos quienes asumieran las riendas de la patronal catalana una vez Rosell se dedicara a la cúpula de la confederación española.

Sin embargo, Rosell no ha desvelado todavía qué pretende hacer si resulta elegido nuevo presidente de la CEOE. El actual presidente de Foment podría simultanear ambos cargos de representación. Asimismo, si se lleva a cabo un proceso de sucesión ordenado, algunos de sus colaboradores más directos (Eusebi Cima, Joaquim Gay de Montellà, Joan Gaspart, Alfons Vilà, Antoni Abad...) tienen más posibilidades de ocuparse de la organización catalana que ninguno de los que ejercieron la oposición en las elecciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad