Telefónica bate el récord de beneficios con 10.167 millones, un 30,8% después de incorporar la brasileña Vivo

stop

La sociedad española de telecomunicaciones calcula remunerar a sus accionistas con una cifra global de unos 7.300 millones

25 de febrero de 2011 (08:22 CET)

Telefónica aumentó su beneficio neto un 30,8% en 2010, hasta los 10.167 millones de euros, informó el grupo en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El resultado obtenido por la empresa española de telecomunicaciones es el más abultado conseguido por la propia Telefónica y por cualquier otra empresa española. A pesar de ello, los resultados están por debajo de las perspectivas del mercado. A pesar de ello, la bolsa española reaccionaba positivamente a media mañana, con un aumento del 0,81%.

La firma presidida por César Alierta registró unos ingresos de 60.737 millones de euros en el ejercicio, un 7,1% más con respecto a la cifra de 2009.

Asimismo, la multinacional española obtuvo un resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) de 25.777 millones de euros, lo que supone un incremento del 14%.

Una de las claves del abultado resultado de Telefónica es el buen resultado de sus inversiones en Latinoamérica. En concreto, los analistas consideran que la compra de la sociedad Vivo ha sido una fuente de ganancias contables que inflan el beneficio hasta niveles desconocidos hasta ahora.

Efecto Vivo

Pero la compra de Vivo ha tenido otro efecto. La consolidación total de la compañía en el cuarto trimestre, cuando el año pasado no lo hacía, ha impulsado las ventas, que crecen un 7,1% en 2010 y llegan a 60.737 millones.

En este escenario, solo España se queda fuera de la euforia. Los ingresos de la filial española caen un 5% por la fuerte competencia tanto en banda ancha como en móvil y las reducciones obligadas de precios para enfrentarse a los rivales.

También se detectan problemas en la generación de caja, que desciende un 2,7% en el grupo y cae un 17,7% en España y otro 56,8% en el resto de Europa.

Tras estos resultados, Telefónica señala en su nota que ha cumplido con los objetivos comprometidos con la comunidad financiera de acuerdo a los criterios de la operadora. , lo que permite situar el beneficio por acción en 2,25 euros, por encima del objetivo de 2,10 euros fijado por la compañía. Para 2011, la compañía que preside César Alierta, se ha fijado como objetivos un crecimiento de los ingresos de hasta un 2%, un margen de OIBDA en el rango alto de los 30 (respecto al 38% de 2010) y una inversión de aproximadamente 9.000 millones de euros.

Inversión


Telefónica ha invertido más de 10.800 millones de euros en 2010, incluidas las adquisiciones de espectro y licencias realizadas en Alemania y México (8.541 millones excluyendo esos conceptos).

En España, la compañía ha aumentado su inversión el 8,4% hasta los 2.021 millones. En 2010, la deuda financiera neta se incrementa 12.042 millones de euros con respecto a la registrada en 2009, situándose a cierre de diciembre de 2010 en 55.593 millones de euros.

Por regiones, Latinoamérica y Europa suponen conjuntamente el 68% de los ingresos consolidados del grupo y generan más del 60% del OIBDA consolidado. Telefónica España, cuyo resultado operativo bruto (OIBDA) cayó un 6,9% en términos comparables, pasa a representar menos del 31% de los ingresos del grupo. Pese al fuerte entorno competitivo, la ganancia neta de clientes en España el último año multiplica por más de seis veces la registrada en 2009 en términos comparables, hasta los 926.000 accesos.

Por otra parte, las retribución total para los miembros del consejo de administración ascendió a 27,619 millones de euros en 2010, ligeramente superior a los 27,126 millones que percibieron en 2009.

Para los accionistas,el consejo de Telefónica propondrá el pago de un dividendo de 1,60 euros por acción para el ejercicio 2011, una cifra que, pese a la crisis, supone un incremento del 14,3% con respecto a 2010 y que en cifras absolutas sitúan el retorno en unos 7.000 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad