El director de Uber para el sur de Europa, Carles Lloret.

Uber comienza a aplicar duros recortes a sus conductores en España

stop

Uber aplica recortes a la flota española dentro de su plan de ahorros para intentar salir a bolsa en 2019

Madrid, 18 de octubre de 2017 (12:51 CET)

La fiesta de los viajes subvencionados y los servicios gratuitos se acerca a su fin en Uber. Los conductores de España comienzan a sufrir los primeros recortes de la compañía que hasta ahora ha dado barra libre en promociones de trayectos de seis euros por el centro de Madrid o viajes a 15 euros al aeropuerto, cuando la tarifa estándar es de 30 euros.

Uber España ha dejado de regalar botellas de agua a su red de chóferes. Ahora las tienen que pagar. El precio es inferior a los 10 céntimos de euro, pero la cifra de aguas diarias regaladas supone el primer gran recorte de la multinacional. Y la medida no será la única.

El nuevo consejero delegado de Uber, Dara Khosrowshahi, ha sido nombrado para aplicar un ambicioso plan de recortes que deberán ser ejecutados en los próximos 36 meses. El máximo ejecutivo de la multinacional estadounidense no quiere perder tiempo y ha ordenado a aplicar recortes de forma inmediata.

La eliminación de las aguas gratis son el inicio, pero también habrá recortes en otras partidas. Uber está convencida de que las campañas y promociones que hasta hora subvencionaban los trayectos de los viajeros no son sostenibles a medio plazo.  

“Habrá un recorte sustancial en esas ofertas agresivas. Suponemos que ya no volveremos a ver esas campañas de trayectos de seis euros por el centro de Madrid o traslados al aeropuerto a mitad de precio”, explican fuentes cercanas a la compañía.

La compañía también ha comenzado a aplicar cambios en su sistema de cálculo de coste de los trayectos. Hasta ahora, ofrecía unos rangos estimados frente a su competidor Cabify que ofrecía precios ajustados antes de la contratación del servicio. Uber ha aplicado la misma técnica que su competidor español. 

Investigaciones contra Uber

El nuevo consejero delegado toma las riendas de Uber no sólo en un momento en el que se ve obligado a mejorar los números por exigencia de los propietarios sino que también ha sido encomendado para poner orden en los últimos escándalos corporativos de la compañía que incluyen desde acoso laboral hasta una investigación por sobornos a oficiales y gobiernos en los mercados internacionales.

Uber acaba de aprobar la semana pasada una serie de reformas que incluyen cambios en la cúpula de la corporación que intentan erradicar por completo la influencia de su antiguo consejero delegado Travis Kalanick, fulminado por los escándalos corporativos y la mala gestión de la multinacional. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad