Vichy Catalán ofrece tres millones para comprar Cacaolat 

stop

CONCURSO DE ACREEDORES

Joan Renart, consejero delegado de Vichy Catalán

05 de julio de 2011 (19:18 CET)

Vichy Catalán ha presentado en el Juzgado Mercantil número 6 de Barcelona un aval por tres millones de euros para optar a la compra de Cacaolat. La cantidad mínima que los administradores concursales han fijado como requisito para tener derechos preferentes de compra, tal como ha confirmado a Europa Press el consejero delegado de la compañía, Joan Renart.

Se convierte así en la primera oferta de compra ante los juzgados. Asimismo, garantiza el mantenimiento de los puestos de trabajo de Cacaolat y el proyecto industrial "a largo plazo". El consejero delegado de la compañía de bebidas ha confiado en que el magistrado tome una decisión antes de agosto, para que el grupo de batidos pueda conseguir la tesorería que necesita y retomar la actividad habitual. Cabe recordar que, en estos momentos, Cacaolat tiene vigente un expediente de suspensión y reducción de jornada.

"Espero y deseo que podamos ser los propietarios", ha manifestado Renart. Asimismo, ha confirmado que prevén financiar la compra en gran parte con fondos propios. El directivo de Vichy ha admitido que el sector de los batidos es nuevo, pero que "dentro del equipo, hay personas muy formadas en el sector lácteo". "No somos lecheros, pero no desconocemos el sector, y lo más importante es tener ganas de hacer las cosas bien hechas".

Concurso

La venta de Cacaolat está ahora pendiente de que el juzgado dicte el auto que autorice la unidad productiva -la marca y los activos productivos de la empresa- dentro del concurso. Es decir, las empresas que estén interesadas en adquirirlo aún tienen plazo para presentar las ofertas.

Las otras compañías que han manifestado su interés por Cacaolat son Leche Pascual, Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa) -la matriz de Central Lechera Asturiana- y Victory.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad