CONTENIDO PATROCINADO

5 motivos por los que tener un seguro de vida

El interés por los seguros de vida ha crecido notablemente en los últimos años. Debido a la situación vivida a escala global, más y más personas están llegando a la conclusión de que hasta los hechos más insospechados pueden suceder y que, para evitar problemas, lo mejor es buscar la forma de asegurar las cosas y de protegerse tanto a ellos como a los que les rodean antes posibles imprevistos.

Así, empresas como Zurich Klinc están viendo un claro repunte en la solicitud de seguros online de vida, amén de los seguros tradicionales. ¿Ha sido la situación reciente motivo suficiente para lanzarse a contratar este tipo de seguros? Y mejor aún, ¿por qué deberíamos contratar buenos seguros de vida? Aquí vamos a ver cinco razones de peso por las que hacerlo.

¿Por qué debes contar con un seguro de vida?

El principal motivo por el que deberías contratar un seguro de vida es porque será clave para proteger a tu familia en caso de fallecimiento. Los asegurados con estas pólizas firman el acuerdo de una indemnización para sus familiares más cercanos, algo que es lo esencial en todo seguro de vida que se precie. Y es que, al final, la prioridad de este tipo de seguro es que el impacto económico para los familiares de un fallecido sea el menor posible.

A esto hay que sumar que hay seguros de vida que ofrecen coberturas en caso de sufrir enfermedades graves. Si se padece algo que altere considerablemente tu vida o la de los que te rodean, esta cobertura permitirá disponer de una compensación con la que paliar el posible impacto derivado de no poder encontrar trabajo por dicha enfermedad. Asimismo, también puede ofrecer la indemnización perfecta en caso de sufrir invalidez por algún tipo de accidente. Este aspecto es algo que también cubren los seguros de vida de calidad.

En algunos casos, sobre todo en regiones donde el Impuesto de Sucesiones sea especialmente alto, el seguro de vida es la única vía de evitar que el pago de este impuesto sea grave para los familiares. Es algo que sucede sobre todo en caso de heredarse inmuebles, y que se puede tener muy en cuenta a la hora de establecer la póliza y el tipo de cobertura. Si lo firmas, podrás tener por seguro que, en caso de que tus cercanos tengan que pagar Sucesiones en caso de fallecer tú, el seguro les ofrecerá la cantidad suficiente como para que este pago sea mínimo, o nulo.

Por último, pero no por ello menos importante, un seguro de vida puede servir para proteger tus ahorros. Hay pólizas con las que puedes añadir los ahorros de tu vida, de forma que estos puedan usarse junto a las indemnizaciones por fallecimiento en el futuro. Es una buena forma de asegurar el futuro de tu familia y de tus hijos, como también de hacer que el trabajo de toda una vida pueda dar sus frutos a los que están por llegar. En definitiva, es una protección centrada en dar a los tuyos lo que se merecen.