Telefónica, Vodafone y Orange entran en otra guerra: móviles baratos con 5G

Pese a que no siempre ha sido un gran negocio para los operadores, la venta de teléfonos tiene una segunda vida con el 5G

Telefónica

Los grandes operadores de telefonía, Telefónica, Vodafone y Orange, llevan años de intensa guerra comercial para la captación de nuevos clientes. Una situación que MásMóvil también se encargó de caldear a medida que fue ganando tamaño. Ahora esta contienda añade otro elemento nuevo: la llegada del 5G. Aunque para que tenga sentido, a nivel residencial, debe haber teléfonos que soporten esta tecnología. Y esa es la nueva pugna. 

Las principales compañías del sector han hecho una apuesta muy importante por el 5G. Es cierto que una parte esencial se ha destinado al ámbito empresarial, donde esta nueva tecnología será clave para el desarrollo de nuevos negocios. Pero los operadores no pueden olvidarse del uso residencial, sobre todo porque llevan años espoleando la llegada del 5G. 

Los móviles baratos serán la clave para la entrada masiva del 5G

No obstante, para eso se necesitan teléfonos baratos. Esa es la clave para dar el impulso definitivo. ¿Pero cuánto se necesita para que parque de dispositivos se renueve? Fuentes del sector explican a Economía Digital que la barrera psicológica estaba situada en estos momentos en los 500 euros. Esa es la cifra en la que los usuarios, mayoritariamente, empezarían a comprar terminales con 5G. 

Pero Telefónica, Vodafone y Orange han ido un paso más allá. Los tres operadores han iniciado una nueva guerra con la venta de teléfonos. Un negocio que ha tenido su idas y venidas, pero que gracias al 5G, y la necesidad que implica, parece haber resucitado. 

Guerra por debajo de 300€ 

En este escenario, donde se necesita el dispositivo para hacer posible el uso de la conectividad, Telefónica, Vodafone y Orange no han dudado en llenar sus escaparates físicos y virtuales de ofertas de teléfonos. 

Para ello se han ayudado en algunas marcas tradicionales como Samsung, otras que ya se han asentado como Xiaomi; y por último han recurrido a algunos de los nuevos actores chinos que copan el mercado como Oppo, Honor o Vivo. Las fórmulas que utilizan son las clásicas del sector: venta directa del terminal; financiación a plazos; o enrolado con alguna tarifa y algo de permanencia

La gran novedad en estos momentos tiene que ver con los precios. Telefónica, Vodafone y Orange están lanzando promociones por debajo de los 300 euros. Es decir, quieren inundar el mercado con dispositivo que soporten la tecnología 5G a muy bajo precio. 

La pelea por conseguir clientes también se ha trasladado a la venta de terminales

Se trata del último reclamo que usan los operadores antes de que llegue la próxima gran etapa de la guerra comercial: la vuelta al cole. El verano también suele ser de gran actividad, pero no alcanza los niveles de gasto del retorno de las vacaciones donde las familias están dispuestas a incrementar su gasto. 

En este sentido, los operadores de telefonía también son conscientes de que la penetración del 5G, sobre todo en estos momentos, tiene que hacerse con terminales de bajo coste. Debido a la alta inflación, puede que muchos usuarios decidan mantener sus actuales terminales. Básicamente porque la conectividad 4G en estos momentos es suficiente para un cliente medio. 

Por lo tanto, Telefónica, Vodafone y Orange quieren ganar la nueva guerra comercial del 5G, y saben que la manera de lograrlo será con dispositivos baratos.