Imagen de la aplicación de Imaginbank. ED

La radiografía de la banca móvil aflora las intimidades de Imaginbank

stop

Imaginbank lidera el sector de la banca móvil en España, pero todavía no cumple sus objetivos

Barcelona, 23 de mayo de 2017 (18:30 CET)

La banca se transforma. Si hace unos años las entidades se peleaban por colocar una sucursal en cada esquina, ahora la batalla se libra en los smartphones, el nuevo objetivo del sector. Prueba de ello es que el año pasado seis de cada diez españoles ya utilizó alguna aplicación fintech. Y es que España es uno de los países europeos con más usuarios de banca móvil. El ejemplo más evidente es el de Imaginbank, la aplicación de Caixabank que tras año y medio en el mercado lidera el sector, pero no cumple con sus propias expectativas. Le sigue la aplicación de Banco Santader, mientras que la operadora Orange se prepara para aterrizar.

La app de la entidad catalana, es la más descargada con un volumen de instalación que oscila entre los cinco y diez millones. La aplicación nació el pasado año y convirtió a la entidad en la primera española gestionada a través del móvil. No obstante, no se han alcanzado las metas marcadas. Del total de 3,7 millones de clientes móviles que tiene Caixabank, Imaginbank sólo ha conseguido aglutinar 150.000 consumidores. Una cifra lejana al medio millón que fijaron para su segundo aniversario. No obstante, miembros del banco hablan de la calidad del servicio ya que es “la mejor valorada de todas las aplicaciones financieras en España, tanto en tiendas Android como Apple”, según afirman los responsables.

Banca móvil: Imaginbank es la app mejor valorada del sector, según miembros de la entidad 

La realidad de otras entidades es distinta. La aplicación de Banco Santander ya amasa entre uno y cinco millones de descargas. Todos estos números se corresponden con el alto grado de penetración del móvil en nuestro país: prácticamente todos los hogares españoles (96,7%) cuentan con un móvil inteligente. Otras entidades que permiten abrir cuentas a los españoles son el banco inglés Monese, que ofrece una cuenta corriente a móvil a cualquier habitante de la zona económica europa. Una práctica similar a la que ofrece Ferratum Bank (Malta), con una cuenta corriente exenta de comisiones y con una rentabilidad del 0,40%.

Orange se prepara mientras el resto espera

El resto de entidades que todavía no han llegado al mundo de las fintech ya se está preparando para subirse al carro. Este es el caso de Orange, que se estrenará en Francia a través de Orange Bank el próximo mes de julio. De momento, esta aplicación no llegará a España hasta 2018, tal y como adelantó el consejero delegado de la operadora móvil, Laurent Paillassot.

Banca móvil: Orange Bank no llegará a España hasta el próximo año

Con todo, falta por ver la reacción del resto de entidades. Por ejemplo, Atom Bank –participado por BBVA en un 29,5%- comenzó su andadura en el Reino Unido el pasado año. Durante el mismo ejercicio capto 219 millones de libras de inversores privados e institucionales.

Los establecimientos físicos, el último reto

A pesar de todas las ventajas mencionadas, en el futuro de la banca móvil todavía se dibujan algunos retos. El principal es el papel de las oficinas tradicionales. Debido al planteamiento de las fintech, las sucursales deben combinarse con la digitalización. Más todavía cuando diferentes estudios revelan que los consumidores quieren seguir disfrutando de los establecimientos físicos.

Por tanto, queda la duda de si en el futuro del sector la banca móvil llevará todo el peso o si, por el contrario, las sucursales resistirán y el éxito de la fórmula residirá en una combinación de ambos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad