Trabajadores sanitarios del hospital La Fé de Valencia, en un momento de descanso durante el estado de alarma decretado por el Gobierno.EFE/ Kai Försterling

La banca abre su mostrador a la moratoria hipotecaria, ¿cómo pedirla?

stop

Bankia, Banco Santander o Caixabank ya permiten a los clientes que cumplen los requisitos solicitarla digitalmente, evitando ir a la oficina

C. Triana

Trabajadores sanitarios del hospital La Fé de Valencia, en un momento de descanso durante el estado de alarma decretado por el Gobierno.EFE/ Kai Försterling

Madrid, 27 de marzo de 2020 (14:25 CET)

Los bancos españoles ya se han puesto en marcha para facilitar a autónomos y trabajadores que están viendo mermados sus ingresos por la crisis del coronavirus solicitar la moratoria hipotecaria aprobada por el Gobierno y en pleno aluvión de ERTE.

Varias entidades, como Bankia, el Banco Santander o Caixabank ha abierto zonas en su web específicas, en las que facilitan la información a presentar y la vía para contactar con la entidad. Se espera que a lo largo de los próximos días el resto de entidades también lo habilite. Hasta entonces, y aunque las oficinas están abiertas, los bancos recomiendan a los clientes que se puedan acoger a la moratoria que contacten telefónicamente o por correo electrónico, evitando los desplazamientos por seguridad, y que vayan preparando toda la documentación necesaria para presentarla. 

El plazo de solicitud comenzó el pasado 19 de marzo y se prolongará hasta quince días después del fin de la vigencia del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del covid-19. Caixabank ha anunciado este viernes que prorrogará hasta septiembre el periodo de moratoria para las personas que cumplan los requisitos aprobados por el gobierno. 

¿Cumplo los requisitos?  

La reciente normativa estableció una serie de requisitos muy claros para poder acogerse a esta moratoria, que está pensada para los clientes en situación de emergencia económica; por lo que la medida no es extensiva a todos los afectados por un ERTE.

De hecho, una de las principales limitaciones es que la renta familiar (incluye a la del titular de la hipoteca, a su cónyuge no separado o pareja de hecho e hijos en el domicilio) no supere las tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual), lo que supone contar con ingresos mensuales por debajo de los 1.614 euros. La cifra se incrementa dependiendo del número de hijos, dependientes y mayores al cargo o grado de minusvalía.

La renta familiar debe ser inferior a los 1.614 euros para acogerse a la moratoria

Como referencia para justificar la pérdida de ingresos, se tomaría como referencia la nómina del mes de febrero. Específicamente, establece que para solicitar la moratoria el afectado se debe encontrar en situación de desempleo o, en el caso de empresarios o autónomos, sufrir una merma de ingresos de aproximadamente el 40%.

Además, la cuota hipotecaria, junto a los gastos básicos, como suministros, deben superar el 35% de los ingresos representar un incremento significativo de la carga. Esta limitación hace que aquellos trabajadores que consigan que la empresa les cubra una parte elevada de su salario en caso de ERTE, al mantener su poder adquisitivo o su nivel de endeudamiento, se queden al margen de esta medida

La moratoria solo se aplicará en el caso de que la hipoteca se haya realizado sobre la vivienda habitual. Segundas residencias, por tanto, quedan fuera.

Documentación necesaria: hoja del paro, padrón y titularidad del piso

Son varios los documentos necesarios para poder solicitar el aplazamiento del pago de la hipoteca, sobre la que el banco se debe pronunciar en los quince días posteriores a la presentación de la documentación. En concreto, habrá que acreditar la situación de desempleo y los ingresos que se perciben.

Los autónomos o empresarios, tendrán que adjuntar un justificante del cese de actividad de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o "del órgano competente de la Comunidad Autónoma", precisan en Bankia.

Además, habrá que justificar el número de personas que habitan en la vivienda hipotecada, a través del libro de familia, un documento acreditativo de pareja de hecho y también presentar el documento de empadronamiento con sus titulares. Se deberán incluir tanto la situación actual como la que existía hace seis meses.

También será necesario justificar al titularidad de la vivienda. Para ello, habrá que presentar la nota simple del ​servicio de Registro de la Propiedad de "todos los miembros de la unidad familiar", apunta el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri. Asimismo, se deberá acompañar la escritura de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.

Todos estos documentos tendrán que venir acompañados de una declaración responsable del deudor de que cumple los requisitos exigidos para acogerse a la moratoria.​

Fuentes de información

Bankia explica dónde se puede solicitar toda la documentación. Son varias las puertas que habrá que tocar, empezando por los documentos que se faciliten en el SEPE en el caso de encontrarse en situación de desempleo.

El certificado de empadronamiento habrá que pedirlo a los ayuntamientos; en tanto que para conseguir las notas simples registrales habrá que contactar con el Registro de la Propiedad donde tenga inscrita la vivienda.

Para conseguir este documento se puede solicitar por correo electrónico al Registro de la Propiedad donde esté inscrita la vivienda habitual o, en su caso, a cualquiera de los Registros de la ciudad donde se establezca la residencia habitual "incorporando necesariamente fotocopia del DNI de la persona sobre la que se deba expedir la información o, en su caso, de todos los miembros de la unidad familiar", recomienda Bankia.

El Registro ha puesto en marcha un sistema telemático para realizar la petición mediante correo electrónico en su página en Internet.

Posibles alternativas para rentas más altas

Dado que los requisitos de acceso a la moratoria hipotecaria aprobada por el Gobierno dejan fuera a familias con rentas conjuntas, de forma individual los bancos están dando alternativas a sus clientes. 

Bankinter, por ejemplo, ha lanzado una oferta que permite retrasar durante un periodo determinado -hasta 12 meses- el pago de capital en la amortización de un crédito para los afectados por ERTE. Esta medida ayuda a reducir la cuota a abonar mensualmente -si está ligada al euríbor los intereses serán bajos-, permitiendo liberar recursos para otros gastos en el caso de merma de ingresos.

La banca está mostrando su disposición a colaborar, por lo que, de forma individual, puede consultar a su entidad, aunque no hayan definido una política comercial pública, como ha sucedido en el caso de la entidad que lidera María Dolores Dancausa.

Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad