Barclays negocia 1.100 despidos en España

stop

La filial bancaria también prevé cerrar 160 oficinas

12 de febrero de 2013 (13:25 CET)

La filial de Barclays en España ha iniciado la negociación con los sindicatos para eliminar unos 1.100 empleos y cerrar 160 oficinas tanto en banca minorista como banca corporativa. La decisión se enmarca en el plan de la entidad para "transformarse" hacia el segmento premier, enfocado a las rentas altas.

Los planes de salidas de la filial de Barclays, que se han comunicado a los representantes de los trabajadores en una reunión informativa, también tienen que ver con el objetivo del banco de empezar a operar con otros canales diferentes a las oficinas. "Las oficinas no son rentables", han admitido las fuentes.

“Profunda revisión”

Barclays aún no tiene definido si las bajas se articularán a través de un expediente de regulación de empleo (ERE). La filial británica cuenta con 3.600 empleados en España y un total de 431 oficinas.

"Se trata de una apuesta estratégica a largo plazo cuyo objetivo es ser líderes en el segmento premier (rentas altas), un segmento con el que ya se identifica su marca y en el que ya cuenta con una importante base de clientes", han explicado.

Cambios estructurales

De hecho, la revisión se ha constatado por el cambio de estrategia anunciado este martes por el consejero delegado del grupo, Antony Jenkins. En cuanto a banca corporativa, Barclays en España y Portugal tiene previsto culminar la transformación de un negocio de pymes hacia uno de grandes multinacionales y compañías globales.

La entidad ha enfatizado que los cambios estratégicos anunciados son una "muestra" del compromiso de permanencia del Grupo Barclays en España, así como de la apuesta por el mercado ibérico. En él, el grupo va a realizar una "importante" inversión en tecnología para atender esos nuevos hábitos de consumo.

Resultados

El banco británico ha anunciado este martes que prescindirá de 3.700 trabajadores a lo largo de este año y a escala global.

El grupo registró pérdidas por importe neto atribuido a sus accionistas de 1.041 millones de libras esterlinas (1.217 millones de euros) al cierre de su ejercicio 2012
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad