Caixa Laietana: “no nos hemos sentado a negociar con nadie”

stop

Sin título

15 de octubre de 2009 (15:05 CET)

Los directivos de Caixa Lietana se muestran refractarios a entrar en una fusión. Lo manifiestan cuando se pregunta por la posibilidad de un acuerdo una vez que se hayan manterializado ya dos grandes fusiones en Catalunya: “no nos hemos sentado a negociar con nadie” manifiestan. En este sentido, y a pesar de que la situación económica castiga duramente a las entidades de crédito, afirman, citando a Josep Ibern, director general de la entidad, sin ninguna reserva que “nuestra intención es mantenernos solos”.

Lo que no se niega en Laietana es que “los directores generales hablan, porqué se encuentran en muchos consejos de administración o fundaciones con presencia de varias cajas, pero negociaciones no hay”.

Ibern parece estar enfrascado en una tarea previa a la que supondría entrar en una fusión: mejorar las ratios más significativas de la entidad. El beneficio neto de Caixa Laietana en el primer semestre de este año fue de 10,66 millones de euros, un 13,34 % menos que en el mismo período del año anterior, mientras que el beneficio recurrente, el que refleja la actividad ordinaria de la entidad, subió un 32,97%, hasta los 14,66 millones. Pero la morosidad siguió creciendo.

Según ha informado la entidad en un comunicado, la principal razón de la caída del beneficio neto son las dotaciones efectuadas para atender los parámetros de prudencia que recomiendan el Banco de España y la Confederación Española de Cajas de Ahorro ante el deterioro de la situación económica general. El incremento del beneficio recurrente se debe a los aumentos en todos los márgenes de negocio.

Los activos de la entidad del Maresme eran en el primer trimestre de este años de poco más de 9.400 millones. La tasa de morosidad de Caixa Laietana se ha situado en el 4,96% en el primer semestre, fruto de las políticas de contención impulsadas. El nivel de morosidad supera en más de un punto la que tenía la entidad a finales de 2008.

Por otra parte, el margen de intereses ha aumentado un 41,11%, hasta los 84,1 millones, y el margen bruto de la entidad, que recoge el comportamiento básico de la actividad propia del negocio financiero, ha registrado un crecimiento del 31,53% en el primer semestre respecto al mismo período del año 2008, hasta los 101 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad