CatalunyaCaixa modera su optimismo sobre la economía catalana

stop

Los recortes presupuestarios y la crisis de confianza internacional obligan a la entidad a revisar a la baja sus previsiones para 2011 y 2012. Los nuevos cálculos corrigen el crecimiento en tres décimas menos

Josep Oliver y Xavier Segura

17 de octubre de 2011 (16:57 CET)

CatalunyaCaixa ha rebajado en tres décimas sus previsiones de crecimiento de la economía catalana para 2011. Ahora, el equipo del gabinete de estudios de la caja de ahorros, dirigido por el catedrático Josep Oliver, estima que, en el mejor de los casos, la expansión del PIB autonómico será del 0,7%.

Sin embargo, y en la línea de optimismo generalizado que caracteriza las previsiones de CatalunyaCaixa, Oliver ha querido contrastar esta cifra con los peores momentos del actual ciclo económico. La caída de la actividad del 4,2% que experimentó Catalunya en 2009 ha sido la mayor desde que estalló la burbuja inmobiliaria.

El cambio de tendencia del 2010 se ha hecho notar, aunque de forma reducida, con un aumento global del 0,1%. Esta tendencia positiva se debe, sobre todo, al aumento que ha experimentado el sector exterior (0,3%) y la recuperación del consumo privado (1,7%), según las conclusiones del equipo de Oliver.

Los motivos de esta revisión a la baja del crecimiento catalán se deben a los tijeretazos y a la crisis de deuda. Los ajustes experimentados en los servicios públicos y el bucle de inestabilidad en el que entraron los mercados en los meses de julio y agosto que produjeron la falta de confianza de los inversores han obligado, además, a que Oliver revise también las previsiones de crecimiento para 2012. Se situará por debajo del 1%.

Industria aumenta, la construcción sigue cayendo

En términos generales la Industria experimentó en 2010 una recuperación más intensa que el resto de sectores con un avance del 1,8%. Uno de los motivos de este repunte fue el crecimiento del sector energético en más de un 5% y de las producciones manufactureras en el 1,4%. Tras el aumento del ámbito industrial se encuentran el sector servicios y el sector primario con una subida del 0,4 y del 0,3%, respectivamente.

En 2010, el sector del ladrillo ha caído un 6%. No obstante, dentro de este ámbito se observan cambios según el tipo de obra. El mayor descenso lo protagonizan las viviendas de nueva construcción, se dejan el 17% de su volumen, por delante de las edificaciones no residenciales, las de rehabilitación y con un leve aumento del 1,8% de la obra civil. Un dato positivo que “será claramente negativo en 2011”, según Oliver.

Ámbitos como el comercio o el turismo siguen una evolución en positivo mientras, los servicios privados crecen un 0,8% y los públicos caen un 1%.

Confianza en la cumbre europea del día 23

A pesar de esta avalancha de caídas y revisiones a la baja, CatalunyaCaixa sigue siendo optimista. Para finales de 2011 Oliver espera “un repunte alineado con una demanda exterior favorable”.

Además, ha hecho hincapié en la importancia para el crecimiento de Catalunya que puede tener la cumbre del próximo domingo 23, en la que los líderes de la Unión Europea negociarán los detalles del nuevo plan de rescate de la banca. Un proyecto que podría aumentar la confianza de los empresarios e inversores.

Oliver ha subrayado que a pesar de las medidas “necesarias” que se puedan llevar a cabo en la zona euro, como conjunto, Catalunya “ha hecho los deberes y se está poniendo las pilas”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad