Corbacho estudia imponer su reforma laboral si no hay acuerdo

stop

07 de marzo de 2010 (09:54 CET)

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, está dispuesto a reformar el mercado laboral pase lo que pase, incluso si no se llega a ningún acuerdo con los agentes sociales. Según publica este domingo el diario El País, el gobierno tiene preparadas una serie de medidas que podría aplicar si nuevamente fallan las negociaciones con la patronal y los sindicatos. Este plan B contempla, entre otras cosas, aumentar la protección de los contratos de formción y penalizar los contratos temporales.

Una de las prioridades de Corbacho es reducir el paro juvenil, que actualmente se sitúa en el 40%, 20 puntos porcentuales por encima de la media. Si no se llegara a ningún acuerdo con los agentes sociales, su ministerio reforzaría la protección de los contratos de formación para que pudieran generar derecho a cobrar el paro. Por otra parte, crearía un programa para jóvenes sin preparación, con el objetivo de favorecer su inserción laboral.

Por otra parte, Trabajo también estudia la posibilidad de ampliar el uso a todos los empleados del contrato indefinido con el despido más barato, el de 33 días por año, que es el que se aplica a jóvenes, mujeres subrepresentadas y mayores de 45 años pero que apenas se usa para los hombres de entre 31 y 44 años.

Y, para conseguir aumentar el número de contratos indefinidos, el gobierno está estudiando la posibilidad de encarecer la cotización de los contratos temporales para hacer más atractivos los fijos.

Otra de las medidas que Corbacho llegaría a aplicar sin acuerdo sería la adopción del modelo alemán, por el cual las empresas pueden conservar la plantilla en tiempos de crisis reduciéndoles el sueldo, hecho que el Estado compensa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad