Dime qué cámaras tienes y te diré quién eres

29 de septiembre de 2009 (14:49 CET)

Olvida el nivel de estudios. Olvida los ingresos económicos. Olvida cualquier otro tipo de criterio utilizado hasta el momento por cualquier sociólogo para estratificar la sociedad. El mejor indicador para determinar a qué clase social pertenece cualquier individuo es el número y tipo de cámaras de las que dispone en su hogar.

Así de claro. La mejor forma de distinción para determinar qué entendemos en España por clase alta y qué entendemos por clase baja sería el número (y el tipo) de cámaras de las que dispone la vivienda. El Blog Salmón establece así que es más bien la tipología la que marca la diferencia. Si la vivienda tiene cámaras de videovigilancia, la ecuación es simple: clase alta. Si, en cambio, encontramos en la casa más bien las cámaras de ‘Callejeros’ –el programa de Cuatro- la respuesta es sencilla: clase baja.

La clase media sería todo lo demás, donde en función de la abundancia de webcams, iphones y demás gadgets el individuo se movería en el espectro que va de la clase media-baja a la clase media-alta.

En definitiva una forma ciertamente novedosa de determinar la clase social a la que el individuo pertenece pero que adolece de fallos. Y es que algunas excepciones pueden incitar a errores. Así, las cámaras de seguridad que se encuentran en el barrio de las 3.000 Viviendas de Sevilla podrían llevar a algún despistado a pensar que se trata de un vecindario de clase alta, o bien, el programa que ‘Callejeros’ emitió sobre el lujo de Marbella, pueden despistar a alguien que crea que se trata de un destino turístico de clase baja. En definitiva, quizá sea mejor continuar con los parámetros tradicionales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad