Duran i Lleida sí cree en los mercados

27 de mayo de 2010 (12:42 CET)

Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de Convergencia i Unió (CiU) en el Congreso de los Diputados, parece que sí se toma en serio las advertencias de los mercados financieros sobre la situación económica española y por eso ha decidido hacer de tripas corazón, obviar el “no” y abstenerse a la hora de votar el plan de recorte del gasto público más ambicioso de los últimos años, lo que ha permitido al gobierno ratificarlo por mayoría simple y con un sólo voto de diferencia, 169 a 168.

Duran ha reconocido que ni los propios electores de la coalición nacionalista entenderán esta postura, pero él la justifica afirmando que “si se rechazara, mañana los mercados castigarían nuestra deuda y sería muy difícil emitir más". Así, allí donde Zapatero veía a principios de este mes especuladores que atacaban a España y que son los "responsables" de la incertidumbre financiera internacional, seguramente Duran encuentra inversores preocupados por la mala gestión que el gobierno español está haciendo de la crisis y que castigan este proceder de la única forma que saben: subiendo la prima de riesgo de la deuda.

De ahí que el líder nacionalista haya dejado claro a Zapatero que "el problema es usted y su Gobierno" y no se haya andado por las ramas a la hora de pedir elecciones anticipadas: “su etapa está finiquitada, no convoque elecciones ahora, porque sería lo peor ahora quedarse sin Gobierno, pero después de hacer la reforma laboral y los Presupuestos que no tendrán nuestro apoyo es la hora”.

Duran ha rematado la faena contestando a Zapatero que les ha pedido “un acto de adhesión, al que tenemos todos los motivos para decir que no”. Pero CiU se ha abstenido, no sea caso que los mercados aún castiguen más la ya maltrecha economía española.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad