El BBVA asumirá 173 millones en preferentes de Unnim

stop

La llegada del banco abre la vía a soluciones contra el deterioro de la inversión de clientes y pequeños ahorradores. La acción del BBVA repunta el 3,5%

Oficina de Unnim en Barcelona

08 de marzo de 2012 (21:30 CET)

Los clientes de Unnim que en su día suscribieron preferentes de la caja catalana esperan con ansias la llegada de los nuevos dueños, el BBVA, para que les ofrezcan una alternativa al producto que atrapa sus ahorros y que los devalúa. El presidente del mayor banco español, Francisco González, ya habría asumido que responderá por los 173 millones de euros captados con los títulos de la caja colocados entre pequeños inversores en cuatro emisiones distintas.

El BBVA se estaría planteando el canje por títulos que mantengan el valor de los ahorros. Concretamente, cobra fuerza la posibilidad de que se acepten por convertibles en acciones del banco. Los expertos consultados consideran que “es la solución menos mala y puede ser a medio plazo en una opción muy rentable, si las condiciones de conversión son buenas”.

Reacción en Bolsa


Las preferentes de Unnim sufren un fuerte deterioro. El Frob decidió no pagar los intereses con vencimiento en marzo escudándose en los resultados de la entidad: en el tercer trimestre de 2011 perdió 107 millones de euros, los números rojos se habrían duplicado al cierre del ejercicio hasta los 200 millones. La acción del BBVA se ha dejado un euro en un año, aunque este jueves repuntó fuertemente ( 3,41%) hasta los 6,5 euros por título.

En Unnim respiran más aliviados ya que la llegada del BBVA facilita una salida a los clientes que se sienten perjudicados por las preferentes y, aunque en menor medida, por la participación en deuda subordinada. “El banco cotiza en Bolsa, así que se abren más opciones”, apuntan en la sede de la caja. Hasta ahora, algunas oficinas ofrecían préstamos a los casos más extremos para que los inversores dispusieran de dinero en efectivo. Las quejas “se han disparado en las oficinas” desde que se anunció que no se pagarían intereses, según los responsables de alguna sucursales consultados.

Las mismas condiciones


Mientras los actuales administradores de Unnim, con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) al frente, y el BBVA empiezan a diseñar las soluciones para asuntos polémicos como los títulos preferentes y la deuda subordinada, la estrategia para otros productos parece más clara.

El millón de clientes de la caja catalana (10.700 pymes) mantendrá con toda probabilidad las mismas condiciones en los productos contratados (tarjetas de crédito, depósitos...). De esta manera se pretende taponar la fuga de clientes. El primer cambio que notarán será la nueva numeración de sus cuentas. Variarán los dígitos que identifican a la entidad y el número de control.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad