España dispara el déficit al 8,5% en 2011 por la desviación de las comunidades

stop

CUENTAS PÚBLICAS

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda

27 de febrero de 2012 (19:16 CET)

Las administraciones públicas cerraron el año 2011 con un déficit del 8,51% del PIB, lo que supone una desviación de más de 2,5 puntos respecto a lo previsto por el Gobierno socialista, según ha anunciado este lunes el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

En concreto, el déficit del Estado alcanzó el 5,1% del PIB frente al 4,8% previsto inicialmente, mientras que la Seguridad Social registró un déficit del 0,2% frente al superávit previsto del 0,4% del PIB.

El grueso del incumplimiento se centra en las comunidades autónomas, que registraron un déficit del 2,94% frente al 1,3% previsto anteriormente. Sin embargo, la desviación por comunidades ha sido desigual.

La región con un agujero fiscal más pronunciado ha sido Castilla-La Mancha donde ha llegado al 7,3% del PIB, le han seguido Extremadura (4,59%), Murcia (4,33%), Catalunya (4,04%), Baleares (4%), Cantabria (3,72%), Asturias (3,64%), Comunidad Valenciana (3,64%), Andalucía (3,22%), Aragón (2,78%), Castilla y León (2,35%), País Vasco (2,16%), La Rioja (1,97%), Navarra (1,89%), Canarias (1,78%), Galicia (1,61%) y Madrid (1,13%).

Las entidades locales, por su parte, contabilizaron un déficit del 0,38%, 0,08 puntos por encima de la cifra estimada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (-0,3%).

Montoro ha querido también acallar los rumores que en las últimas semanas insinuaban en Bruselas que en España estaba tratando en abultar el dato de déficit público para simular una mejora muy rápida de ese parámetro en 2012. "Las estadísticas y la Contabilidad Nacional de España están a primer nivel de Europa por lo que quien diga que se hinchan estos datos es un completo desconocedor", ha asegurado Montoro.

Respecto a la posibilidad de negociar un nuevo Programa de Estabilidad con Bruselas, el ministro de Hacienda se ha limitado a afirmar que "vamos a hacer presupuestos creíbles en términos de ingresos y de gastos. España no necesita relajar objetivos sino reconocer dónde está".

El ministro ha explicado que tenían de plazo hasta finales marzo para enviar estos datos a Bruselas pero como se está elaborando la cifra del techo de gasto relativa al ejercicio 2012, sobre la después confeccionar los Presupuestos Generales, se ha decidido adelantar esta presentación para que la secuencia de cifras sea adecuada..
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad