Fitch baja la nota de Catalunya y cuatro autonomías más

stop

TIJERETAZO

Artur Mas, en un acto público

14 de septiembre de 2011 (16:25 CET)

Malas noticias para las administraciones autonómicas españolas. La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado la nota de solvencia a Catalunya y a otras cuatro comunidades autónomas (Andalucía, Canarias, Murcia y Comunidad Valenciana).

La agencia mantiene con perspectiva negativa a otras cinco autonomías por el "fuerte deterioro fiscal" registrado en los últimos años y que ha provocado grandes incrementos en sus niveles de deuda.

La noticia se produce después de la reforma constitucional que ha consagrado el déficit cero para la CCAA y tras la publicación de las cifras del primer semestre. Hasta junio, las comunidades autónomas cerraron con un déficit de 13.066,49 millones de euros, el 1,20% del PIB.

La vicepresidenta Elena Salgado explicó que este resultado es compatible con los objetivos marcados y consecuencia de unos ingresos no financieros que han caído un 3,59%, mientras que los gastos han subido un 0,48%

En concreto, Fitch ha recortado en un escalón la nota de Catalunya (de 'A' a 'A-'), Andalucía (de 'AA-' a 'A '), Canarias (de 'AA-' a 'A ') y Valencia (de 'A' a 'A-), y en dos escalones la calificación de Murcia (de 'AA-' a 'A'), todos ellos con perspectiva "negativa".

Debilidad fiscal

En el comunicado que explica la decisión, Fitch recalca que, aunque es consciente de que las regiones adoptarán todas las medidas posibles para frenar el gasto, una "todavía débil" recuperación económica limitaría el crecimiento de los ingresos fiscales.

En este sentido, señala que, según los datos del Ministerio de Economía, los ingresos agregados en el primer semestre del año de las comunidades autónomas han descendido un 3,59% en comparación con el mismo periodo del año anterior y que el déficit de las mismas ha alcanzado el 1,2% del PIB, cerca del límite del 1,3% marcado para todo el año.

"Fitch es de la opinión de que todavía es necesario que las regiones adopten considerables esfuerzos, particularmente en el área del control de costes, para asegurar que se respeten los límites establecidos", añade.

Amplia revisión

La agencia espera que la mayoría de las autonomías alcancen por lo menos un punto de equilibrio en el balance en 2013 y considera que este escenario base debería alcanzarse dado especialmente el reciente mayor enfoque en el control del gasto por parte de las comunidades autónomas.

Asimismo, explica que la perspectiva 'negativa' otorgada a las cinco calificaciones refleja un entorno económico y fiscal "aún complicado", así como los riesgos a los que se enfrentan a la hora de implementar algunas de las medidas de recorte del gasto anunciadas.

Por otro lado, la agencia, que asegura que esta decisión se produce tras una "amplia revisión", informa de que en breve concluirá el proceso de revisión del rating de las otras cinco comunidades autónomas españolas que califica y recuerda que la perspectiva de las 10 es 'negativa'.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad