Joan Caellas será el nuevo director general de Caixa Penedès

stop

BANCA COMERCIAL

Joan Caellas

31 de mayo de 2011 (11:54 CET)

Ricard Pagès, hasta el pasado lunes director general de Caixa Penedès, deja el cargo ejecutivo y será, con toda seguridad, nombrado presidente de la entidad en el consejo de administración que se realiza este martes 31 de mayo. En su lugar el consejo podría nombrar a Joan Caellas, que era adjunto a la dirección general y también subdirector general del nuevo Banco Mare Nostrum, según indican fuentes financieras.

Ricard Pagès deja de tener un papel ejecutivo en Caixa Penedès, pero asume la vicepresidencia primera de Banco Mare Nostrum, una entidad que tiene a Carlos Egea, máximo directivo de Caja Murcia, como presidente efectivo.

La asamblea general de Caixa Penedès aprobó el pasado lunes traspasar toda su actividad financiera al nuevo Banco Mare Nostrum (BMN). El banco está formado por cuatro cajas de ahorros: Caja Murcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra. La entidad con un mayor peso en el banco es Caja Murcia, con el 41%, seguida de Penedès con el 28%, Caja Granada tiene un 18% y Sa Nostra un 13%. En total, las cuatro cajas han valorado sus aportaciones al nuevo banco en 2.660 millones de euros.

Cese por motivos de edad

Pagès asumirá la presidencia de Caixa Penedès como consecuencia del cese voluntario de Josep Colomé. Este directivo debía dejar el cargo en unos meses por cuestiones de edad, ya que la ley catalana indica que los presidentes de las cajas de ahorros sólo pueden ejercer la presidencia hasta los 75 años.

De hecho, con el traspaso de los activos y pasivos de la actividad financiera de Caixa Penedès, el cargo de presidente es sobretodo honorífico, puesto que su actividad más importante será la vinculada con la gestión de la obra social. No obstante, en el caso de Pagès, esta dedicación se combinará con su puesto en el consejo de administración de Mare Nostrum.

Resultados en 2010


En la asamblea de accionistas celebrada el lunes se aprobaron los resultados correspondientes al año pasado, que arrojaron unos beneficios de 27,45 millones de euros, un 30,04% menos que en 2009 y la morosidad ascendió al 5,28%, un 0,14% más que el año anterior. Por lo que se refiere a la obra social, se dedicarán a ella este año 8,92 millones, lo que supone un aumento del 32,5% respecto a 2009.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad