La nube de cenizas podría afectar el lunes el aeropuerto de Barajas y otros del centro

09 de mayo de 2010 (21:24 CET)

AENA decidió cerrar este domingo desde las 16.00 horas los aeropuertos de Bilbao, Asturias, Santander, Valladolid, Burgos y León como consecuencia de la evolución de la nube de ceniza del volcán islandés. De Barajas han salido ya autobuses con destino a Oviedo. Pero, según las previsiones de la oficina de meteorología británica, mañana podría ser la peor jornada para España y Francia desde que entró en erupción el volcán. Concretamente se teme el efecto en el aeropuerto madrileño.

El mapa de evolución facilitado esta tarde por el citado centro oficial muestra que la nube se desplazará hacia el interior de España, hasta atravesarla de norte a sur, dejando únicamente fuera de su ámbito de influencia Galicia, Asturias, Cantabria, parte de Andalucia oriental, Murcia, Comunidad Valenciana, parte de Aragón y Cataluña. Eldiario El País no había podido recabar a esta hora la versión de AENA y Fomento sobre el posible impacto de esta nueva situación en el tráfico aéreo.

Si se cumpliesen las previsiones británicas, que han acertado en sus últimos pronósticos sobre la evolución de la nube de ceniza, a mediodía de este lunes la situación puede tornarse caótica para algunos de los grandes aeropuertos españoles, especialmente el de Barajas (Madrid). La franja de cenizas volcánicas, según el mapa de evolución, se extenderá también haciendo una extraña curva por todo el centro del continente europeo, con especial impacto en Francia, hasta llegar hasta Grecia y Turquía
Mientras, el aeropuerto de Salamanca, que lleva cerrado desde las 11.00 horas, continuará hoy en la misma situación hasta nueva orden. Los de gallegos afectados, Santiago, A Coruña y Vigo, han vuelto a funcionar con normalidad a partir de las 17.00. En el aeropuerto de Barajas (Madrid) se han cancelado 45 vuelos y de la terminal 4 ha salido 11 autobuses con pasajeros a Vigo, Santiago, A Coruña, Bilbao, Oviedo y Santander.

En total ha sido 96 los vuelos que se habían cancelado hasta las 17.00 horas en los diez aeropuertos de AENA que han sufrido restricciones operativas. España sigue así recibiendo los coletazos de la nube de ceniza, que el sábado pasado forzó el cierre de 20 aeropuertos del norte (entre ellos, Barcelona) y la cancelación de 673 vuelos de los casi 5.000 previstos para el día, y decenas de miles de pasajeros se quedaron en tierra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad