La solvencia de Caixa Galicia crece hasta su máximo en 10 años

stop

La entidad rechaza participar en una fusión con CAM y Caja Madrid

04 de agosto de 2009 (13:23 CET)

Caixa Galicia ha mejorado en el primer semestre de 2009 la mayoría de sus indicadores. La entidad gallega ha obtenido así un beneficio neto de 70,45 millones de euros en el primer semestre que, sin descontar los 52 millones de euros destinados a provisiones voluntarias, supone un crecimiento del 8,4%.

La entidad financiera ha indicado que el resultado de los seis primeros meses del año ha sido de 54,7 millones de euros, y precisa que el ratio de solvencia es el más alto de esta década. Esto se debe, según la propia entidad, a un crecimiento del 19% del TIER1 hasta el 7,91% o, lo que es lo mismo, la holgura de liquidez supera los 6.900 millones de euros de enero a junio de 2009.

El incremento de provisiones ha generado un superávit de recursos propios al cierre del semestre de 1.110 millones de euros, 285 más que el registrado al cierre del ejercicio 2008.

La tasa de morosidad registró un leve incremento, pero se sitúa, con un 4,23%, por debajo de la media del sector, mientras que el fondo para insolvencias supera ya los 860 millones de euros.

En lo que al negocio de clientes se refiere, destaca el aumento de los depósitos de clientes, que crecieron un 6,58% en este período, y señala la concesión de 4.170 millones de euros en nuevos créditos a particulares y empresas.

En este sentido, el 78% del importe de esos créditos se dirigió a empresas, lo que, según la caja de ahorros, es un reflejo de su implicación con el tejido productivo gallego.

Asimismo, la financiación a pymes y autónomos creció en un 3% y en un 2,6% los préstamos hipotecarios para la adquisición de vivienda.

En el primer semestre del año, la entidad gallega mejoró su posicionamiento entre las seis mayores cajas de ahorros españolas, con 47.349 millones de euros en activos, según la nota..

El margen bruto de explotación se situó en los seis primeros meses del ejercicio en 588 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 1% a pesar de la reducción en los resultados de operaciones financieras y los ingresos por dividendos tras la venta de la participación del 1,5% que la caja tenía en la energética Unión Fenosa en el primer semestre de 2008.

La entidad rechaza la fusión con CAM y Caja Madrid
Por otra parte, Caixa Galicia ha desmentido cualquier interés en participar en una posible fusión con Caja Madrid y la CAM. La entidad gallega sí es partidaria de liderar algún proceso de integración pero ha rechazado la posibilidad de participar en una hipotética fusión con la caja madrileña y la valenciana ya que la gallega sería la de menor tamaño de las tres implicadas, una situación que acabaría por diluir el peso de Caixa Galicia en la entidad resultante.

Igualmente, la Xunta de Galicia y los partidos políticos gallegos han rechazado esta posibilidad y se muestran más partidarios de una fusión con Caixanova, pese a que ésta no comparte esta postura debido a las duplicidades que generaría una fusión entre dos cajas que tienen en Galicia la mayor parte de sus oficinas y empleados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad