Los especuladores dan un respiro al Sabadell en la bolsa

stop

CONTINÚA LA PRESIÓN DE LOS 'HEDGE FUNDS' SOBRE EL BANCO DE OLIU

Sin título

04 de agosto de 2010 (09:29 CET)

Al Banc Sabadell le ha sentado bien en bolsa el resultado de los test de estrés. Los inversores que apuestan por una caída de su cotización han levantado el pie del acelerador, aunque sigue prestado más del doble del capital que cuando empezó el año.

El banco que preside Josep Oliu ha pasado con nota las pruebas de solvencia realizadas por Bruselas. Su 7,2% en el caso más extremo de deterioro económico es superior al de competidores como Popular, Bankinter, Pastor... y mucho mejor que el de Banco Guipuzcoano, con el que ultima una fusión.

Los inversores más especulativos, que apuestan por la caída de la acción para obtener un jugoso beneficio, han tomado nota en todos los frentes. El porcentaje de títulos prestado se ha reducido un 3,5% desde la publicación de las pruebas, el pasado 23 de julio. En este mismo período, el valor ha subido en bolsa casi un 7%.

Por lo tanto, los hedge fund que habían tomado prestadas acciones del Sabadell para venderlas en el mercado, recomprar si la acción bajaba y embolsarse la diferencia, han decidido rebajar la presión sobre el banco. No obstante siguen prestadas 147 millones de acciones de la entidad, el 90% más que cuando empezó el año,

Los hedge fund más agresivos también han decidido soltar lastre en sus posiciones cortas, que también apuestan por la caída del banco en bolsa. Uno tan agresivo como Marshall Wallace ha reducido su posición desde el 0,60% hasta el 0,57% esta semana y la anterior fue el turno de Steadfast Financial, que dio marcha atrás rebajando su apuesta desde el 0,589% hasta el 0,508%.

"Los bajistas le hemos levantado el pie del cuello al Sabadell. Los resultados de los test y, sobre todo, que tres días después Standard & Poor's haya mantenido la calificación de la deuda tanto a Sabadell como a Guipuzcoano ha sido decisivo. Pero, cuidado, porque las posiciones siguen siendo muy agresivas", aseguran en un hedge fund muy activo en los valores financieros.

De hecho, S&P le ha adjudicado al Sabadell una perspectiva negativa "debido a la posibilidad de que demuestre ser más vulnerable de lo esperado, en el difícil contexto operativo que le espera".

El banco, que ha pujado por Cajasur -finalmente ha caído en manos de la BBK- y que podría estar interesado en la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) si el proceso de integración del grupo alicantino en el SIP que lidera Cajastur queda en nada, sigue por lo tanto en el ojo del huracán bursátil.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad