Los nuevos propietarios de Marsans preparan 1.500 despidos

stop

15 de junio de 2010 (10:57 CET)

Los nuevos directivos de Viajes Marsans preparan una fuerte reducción de personal. Según el manual del buen desguazador de empresas el primer paso es vender activos que tengan valor. En este sentido están a punto de vender Hotetur. Luego viene deshacerse de la mayor parte de la plantilla y los nuevos administradores de la entidad han manifestado que piensan despedir unos 1.500 empleados. El tercer paso sería reducir la deuda con los acreedores, según informa el portal de internet especializado en información turística y hostelera, Hosteltur.

Los movimientos los avanzó Iván Losada, representante del nuevo propietario de Viajes Marsans, Ángel de Cabo al comité de empresa de la sociedad que había comandado Gerardo Díaz Ferrán.

Por de pronto, además de Hotetur, los nuevos propietarios de Marsans estarían intentando vender otras sociedades del grupo como Marsans Portugal o Viajes Crisol.

El segundo paso seria aligerar la plantilla. Si finalmente los despidos suman 1.500 empleados supondrían el 60% de la compañía, después de la salida voluntaria de más de un millar de trabajadores que se produjo durante la lenta agonía del grupo.

Garantías personales

No obstante, las entidades acreedoras de Marsans, entre las que se encuentran Banco Santander, Caja Madrid, La Caixa y Banco Sabadell, han advertido al grupo turístico que la deuda que tiene con la banca, que ronda los 200 millones de euros, es independiente de la venta del grupo y que, por tanto, tiene que pagarla. En este sentido, fuentes de las entidades afectadas recuerdan que la deuda tiene como contrapartida garantías personales otorgadas por Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual y que estos siguen siendo responsables de de lo firmado con la banca con garantías personales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad