Los pisos en España aún están sobrevalorados en un 27%

stop

Sin título

04 de diciembre de 2009 (10:49 CET)

Esta semana, el sector inmbiliario ha vuelto a ser noticia, tanto porque las compraventas subieron en el tercer trimestre como por el precio real que se paga en estas operaciones. Los entidades financieras afirman que ofrecen grandes descuentos, de hasta el 30%, pero el sector afirma que las rebajas reales sólo alcanzan el 20%.

Más allá de la bajada que se haya podido producir, la consultora Aguirre Newman asegura que la vivienda en España aún está sobrevalorada entre un 27% y un 30%, en función de las provincias. La consultora inmobiliaria apunta, como una de las causas de este desajuste en el precio, que las tasaciones de las entidades financieras "no reflejan el verdadero valor de mercado" y provocan una "sobrevaloración generalizada de los inmuebles".

En su informe sobre la situación global del sector, la consultora afirma que hay hasta 1,5 millones de viviendas por vender, de las cuales más de 600.000 son nuevas; 384.000 se están todavía construyendo y 520.000 son usadas. La demanda actual en España es de sólo 250.000 viviendas anuales y las ventas han caído de media un 41% anual desde el año 2007.

Como salida a esta situación, Aguirre Newman aboga, entre otras medidas, por la creación de un marco legal más favorable para atraer capital extranjero, así como la creación de un "nuevo mapa bancario" en España, poniendo en marcha la capacidad de actuación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En esta línea, el director de Análisis e Investigación de Mercados de Aguirre Newman, Javier García-Mateo argumentó que la sobrevaloración del suelo tiene difícil solución "a corto plazo" y aseguró que la solución pasará "ineludiblemente" por conocer la capacidad real que tienen las entidades financieras de asumir las pérdidas derivadas de las provisiones por la depreciación del valor de determinados suelos.

La consultora dijo que la velocidad del ajuste del precio de la vivienda va a depender en gran medida de la estrategia que utilicen los bancos para sacar al mercado las viviendas que han adquirido como daciones en pago o ejecuciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad